• Regístrate
Estás leyendo: Experiencia del eclipse
Comparte esta noticia
Domingo , 09.12.2018 / 18:44 Hoy

Experiencia del eclipse

El 21 de agosto se pudo presenciar un eclipse solar de manera parcial en la ciudad de Monterrey, mismo que marcó una diferencia frente al último eclipse anular ocurrido en el año 2012.

Publicidad
Publicidad

Si me pidieran que comparara en pocas palabras la diferencia entre un eclipse anular como el de Utah en el 2012 y este total del pasado 21 de agosto, podría decirles que no hay palabras para expresar la impactante diferencia.

TE RECOMENDAMOS: Rescatan memoria del acero en libro sobre la Fundidora

Invariablemente el tiempo no se detiene, las fechas llegan y así llegó la del 21 de agosto del 2017, que nos permitió observar por primera vez un eclipse total de Sol. En 2012 por los rumbos de Utah, en los Estados Unidos, testifiqué, como muchos otros, un eclipse anular donde la Luna al estar cerca del apogeo, que es el punto más lejano en su órbita alrededor de la Tierra, por lo que no logra cubrir al Sol por completo.

En esa ocasión sentí una gran emoción al ver al Sol convertido en un pequeño anillo naranja. Ahora en la totalidad, la verdad es que quedé pasmado de observar cómo la Luna, ahora al estar cerca de su perigeo, es decir al estar más cerca de la tierra, logró cubrir por completo al Sol, lo que originó poder apreciar la "Corona" solar que solo en los eclipses totales, durante el breve momento de la totalidad es visible.

Si me pidieran que comparara en pocas palabras la diferencia entre un eclipse anular como el de Utah en el 2012 y este total del pasado 21 de agosto, podría decirles que no hay palabras para expresar tan impactante diferencia entre ambos.

La totalidad, les recuerdo, implica el oscurecimiento del día y en unos pocos minutos pasar de nuevo a un nuevo amanecer, se ven los planetas, muchas estrellas y un tono naranja rodea los 360° del horizonte y sentirá como la temperatura baja unos 10° centígrados. Las aves se retirarán a sus nidos y volverán a cantar, como en los amaneceres diarios, sus cánticos cotidianos.

La Corona solar, que es la atmósfera exterior del Sol, se encuentra a una temperatura superior a un millón de grados centígrados, la cual es objeto de estudios científicos que solo pueden darse en el momento preciso de la totalidad de un eclipse de Sol, o con aparatos como el coronógrafo y otros destinados al estudio de nuestra estrella.

En el momento de la totalidad usted podrá apreciar en el Sol una belleza natural incomparable, parecida como un halo de plata, en toda su periferia y su centro negro, que una vez cubierta por la Luna destella una luminosidad haciendo patente las enormes reacciones de nuestra estrella, que al mismo tiempo nos genera una sensación inolvidable.

La fotografía de hoy, es un collage de nueve imágenes de las casi seiscientas que realicé durante el eclipse. A partir de ahí esperaremos al 8 de abril del año 2024, con todos los ánimos, para observar un nuevo eclipse total, que cubrirá una franja iniciando en el estado de Sinaloa y terminando en el estado de Coahuila, donde Mazatlán, Durango y Torreón serán puntos de totalidad, y que como la Luna estará más cerca de la Tierra, promete un espectáculo de casi el doble de tiempo que este último, unos 4:30 minutos. Si puede, no se los pierda por ningún motivo, le garantizo que será una de sus experiencias más privilegiadas de su vida.

Sus comentarios o preguntas los pueden dirigir a: mexhunter@gmail.com. También pueden visitar mi muro de Facebook: https://www.facebook.com/cesar.quiroga.75685 o en Twitter @astrocolors

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.