Módulo espacial llega a Marte para buscar señales de vida

La sonda ruso-europea TGO ya se encuentra en la órbita del planeta rojo, pero se desconoce qué pasó con el módulo de aterrizaje "Schiaparelli", informó la Agencia Espacial Europea.

Ciudad de México

Europa consiguió ubicar este miércoles la sonda ruso-europea TGO en la órbita de Marte, pero no tiene noticias del módulo de aterrizaje "Schiaparelli", anunció la Agencia Espacial Europea.

"Tenemos una misión en órbita de Marte", anunció Michel Denis, director de operaciones en vuelo de la misión ExoMars.

En lo que respecta al módulo, "está claro que las señales no son buenas pero aún necesitamos más información" dijo Paolo Ferri, jefe de la división de Operaciones de la ESA.

El módulo "Schiaparelli" tenía que posarse a las 14:48 GMT, según los cálculos de la agencia.

Sin embargo, el contacto se perdió durante la peligrosa bajada de seis minutos de duración en la atmósfera del planeta rojo.

TE RECOMENDAMOS: Sigue el aterrizaje del ExoMars en Marte

La búsqueda de vida en Marte podría dar un enorme salto con el aterrizaje del módulo a su superficie, en el primer intento europeo por llevar una nave al planeta rojo desde el "fracaso heroico" del Beagle 2, el cual se perdió sin dejar rastro hace 13 años.

“Schiaparelli” forma parte del programa ruso-europeo ExoMars, que busca señales de vida pasada y presente en el planeta. Como primera etapa estudiará el origen de gases como el metano.

El módulo de aterrizaje fue bautizado en homenaje a Giovanni Schiaparelli, el astrónomo italiano que en 1877 comenzó a cartografiar la topografía de Marte.

“Schiaparelli”, que tiene forma de disco y pesa 577 kilogramos, probará tecnologías para un explorador que será enviado a Marte en 2020.

Este representa el segundo intento europeo de aterrizar una nave en Marte, después de que el módulo británico Beagle 2 fue expulsado de la nave Mars Express en 2003, pero nunca hizo contacto ya que no logró desplegar sus paneles solares en el aterrizaje.

En el momento la situación fue descrita como "un fracaso heroico".

El aterrizaje en Marte, el vecino de la Tierra ubicado a unos 56 millones de kilómetros de distancia, es una tarea muy difícil que ha frustrado la mayoría de los esfuerzos de Rusia y también ha dado problemas a la NASA.

Un entorno aparentemente hostil en el planeta rojo no ha restado su atractivo, y el presidente estadunidense, Barack Obama, recordó recientemente su promesa de enviar seres humanos a Marte para 2030.


aer