El exilio español continúa en Museo de la Ciudad de México

José María Espinasa, director del museo, recordó a la curadora de la primera muestra, Dolores Plá, reconocida historiadora quien falleció el domingo pasado en Barcelona.
Ofelia Guilmáin y Santiago Genovés, en la muestra de Ricardo Vinós.
Ofelia Guilmáin y Santiago Genovés, en la muestra de Ricardo Vinós. (Ricardo Vinós)

México

El Museo de la Ciudad de México continúa mostrando la historia del exilio español: si el 1 de julio había abierto la exposición El Exilio Español en la Ciudad de México, ayer el recinto ubicado en Pino Suárez 30 abrió cuatro muestras más que enriquecen la conmemoración del 75 aniversario de ese acontecimiento histórico.

En conferencia de prensa, José María Espinasa, director del museo, recordó a la curadora de la primera muestra, Dolores Plá, reconocida historiadora quien falleció el domingo pasado en Barcelona.

Señaló que las cuatro nuevas exposiciones —que permanecerán abiertas hasta septiembre— "son, en cierta manera, un homenaje a su memoria y a su trabajo". También dijo que son complementarias a la muestra principal, porque sus creadores son parte de la comunidad que llegó a México a raíz de la Guerra Civil Española o son descendientes de los exiliados.

Encuentros Fotográficos con el Exilio Español en México 1991-2011, de Ricardo Vinós, ofrece 105 fotografías análogas de los rostros de quienes fueron "los expulsados de la historia, como lo define María Zambrano", a decir del propio autor.

En La Comedia, de Arcadi Artis, hijo de padres catalanes, se muestran 11 obras gráficas en las que el artista da su versión de La Divina Comedia, de Dante Alighieri, contraponiendo el dolor de los exiliados españoles con sus momentos de esperanza.

American Way of Life es integrada por 37 carteles creados por Josep Renau, pintor y muralista español, quien, a partir de recortes de la revista Life, denunció el modelo capitalista y la Guerra Fría.

La tertulia del Sorrento, de Jesús Martí Martín, da cuenta de personajes exiliados —como José Moreno Villa, José Bergamín y León Felipe — que se reunían en el café del Hotel del Prado.