“Bajo presión” puede apreciarse en el Ex Convento del Carmen

Con una nutrida afluencia, la exhibición que se inauguró el viernes pasado presenta la obra de once jóvenes.
El viernes pasado se inauguró la exposición colectiva de grabado Bajo Presión.
El viernes pasado se inauguró la exposición colectiva de grabado Bajo Presión. (Cortesía)

Guadalajara

Con múltiples aplausos se inauguró la noche del viernes pasado en el Ex Convento del Carmen la exposición colectiva de grabado Bajo Presión ante cerca de 200 amantes de la plástica. La colectiva integra los trabajos realizados por once jóvenes creadores que trabajaron de manera conjunta con Carmen Bordes, financiados por el programa Proyecta de la Secretaría de Cultura de Jalisco (SC) con poco más de 72 mil pesos.

Esta muestra es el resultado de un año de trabajo en el taller de grabado de Bordes. A lo largo de todo ese tiempo los jóvenes recibieron asesorías de Martha Pacheco, Juan Carlos Macías y Lorenza Aranguren. En las obras destacan tanto las propuestas figurativas como abstractas, los temas que aborda cada uno de los artistas implicados están relacionados con la vida cotidiana y la técnica en la que más se trabajó fue el aguafuerte.

“El apoyo se utilizó en cobre, ácidos, tintas, papel, todo es de importación, es muy caro el material de utilizar en el grabado tradicional, y aún así el monto fue mínimo”, señaló Bordes y agregó que se sintió satisfecha con el resultado porque “desde un principio ellos se acercaron, porque yo lo que imparto son técnicas de grabado tradicional, entonces finalmente son chavos que se inclinan porque están en la academia, están estudiando entonces aunque traen sus ideas de hacer instalación  todo esto les resulta un aprendizaje de la técnica y el oficio. Si se quieren hacer instalacionistas en un futuro bienvenidos  a la instalación, pero siempre es mucho mejor  irte hacer una abstracción si antes sabes dibujar. El grabado es un canal más a la imaginación y hacia sí mismo con el trabajo y disciplina”.

Para Giovanna Razo, una de las participantes el taller “fue una oportunidad  importante para trabajar, descubrí que a mí me gusta la abstracción, que no soy muy buena en lo figurativo y que desde la abstracción puedo encontrar maneras de decir lo que quiero”, mientras que Monse Ulloa se refirió al taller como “un proceso largo de someterte a técnicas un poco viejas con resultados muy enriquecedores”.  Pablo López dijo que “había mucho contraste de personalidades y cada una se complementaba con la otra y eso se ve reflejado en el trabajo de cada quien y a la hora de hacer sus impresiones nosotros veíamos el proceso y ver  como resolvían una idea de manera diferente dependiendo de la personalidad de cada quien y era un deleite ver como trabajaban los cuatro maestros”. La muestra puede apreciarse en el Ex Convento del Carmen ubicado en Juárez 638. La entrada es libre.