• Regístrate
Estás leyendo: Exhiben colección de maletas para el viaje hacia la muerte
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 05:48 Hoy

Exhiben colección de maletas para el viaje hacia la muerte

"Hacia el más allá y de regreso" exhibe un centenar de equipajes.

Publicidad
Publicidad

Jesús Alejo Santiago

La pregunta clásica suele ser: ¿qué te llevarías a una isla desierta? Hace una década, el tanatólogo alemán Fritz Roth se empezó a preguntar cuáles son las cosas verdaderamente importantes en la vida, las que uno se llevaría en una maleta al más allá. Es un reto que planteó a alemanes de diferentes sectores de la sociedad, para lo cual les entregaba una valija para que la llenaran con lo que quisieran.

Así surgió la exposición Hacia el más allá y de regreso. Una maleta para el último viaje, que se complementó con una parte mexicana para montarla en el Museo de Arte Popular (MAP), en el contexto del año dual México-AlemaniaMéxico.

“La idea al traer la muestra y combinarla con las maletas en México es abrir ese diálogo intercultural, porque sabemos que en Alemania se trata el tema de una forma muy distinta: para los alemanes que vivimos aquí, el Día de Muertos y todo lo que pasa alrededor, los festejos, ver a las familias en los panteones bebiéndose un mezcal, con los mariachis… es increíble, no tenemos esa tradición”, explica Magdalena Wiener, la curadora de la muestra por la parte mexicana.

Son 100 maletas intervenidas por mexicanos y alemanes de diversas profesiones y niveles socioeconómicos, en las cuales terminan por reflejarse las diferencias culturales entre ambos países, como lo reconoce David Roth, hijo del tanatólogo impulsor de la propuesta, para quien resultó interesante la manera en que las valijas mexicanas terminan por ser muy alegres, “llenas de vida, pero con un hilo conductor que termina por unirnos”.

“Lo interesante es que muchas de las expresiones son de amor, pero con el tiempo, cuando uno empaca una maleta, los asuntos materiales cambian en el pensamiento de la gente”, añadió.

Según Wiener, la gente no se lleva tanto la muerte como la vida: son las memorias, es el amor, son las amistades… los recuerdos, con lo que en el interior de las maletas se van a encontrar fotografías de personas queridas, los libros y los discos favoritos, cosas que vivieron, recuerdos de viaje, “con lo que siento que vamos a ver más cosas en común que diferencias. Lo que sí es una diferencia grande y que se va a ver dentro de la creación artística es que la muerte aquí es parte de la vida. En Alemania no, allá se le respeta, pero no lo queremos saber: es algo que ponemos en el sótano, en la esquina más oscura, donde no se puede ver”.

En las maletas mexicanas se nota una relación mucho más estrecha con la muerte, mientras que los alemanes la dejan a un lado y se enfocan en sus memorias y en las cosas de la vida que quieren recordar: “Además, después de la guerra vivimos un tiempo de industrialización, de mucha eficiencia, que tiene que ver con la forma en que nos tomamos el tiempo para estar tristes y confrontarnos con las personas que mueren”, señaló Wiener.

Organizada por el MAP y el Instituto Goethe, la muestra nace con el propósito de conocer las diferencias y similitudes en ambas culturas acerca de la muerte, a través de la infinidad de objetos que cada uno de los participantes eligió para ese viaje sin retorno, “un diálogo entre dos culturas que de alguna manera comprenden, pero sobre todo manifiestan la muerte de una forma diferente”, dijo Walther Boelsterly, director del recinto.

La muestra se inaugura mañana, a las 19:30, en el patio del MAP (Revillagigedo 11, colonia Centro), donde permanecerá hasta el 29 de enero.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.