• Regístrate
Estás leyendo: Evitan alzhéimer en ratones con un tratamiento genético
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 22:19 Hoy

Evitan alzhéimer en ratones con un tratamiento genético

Al inyectar un virus, éste transmite un gen específico al cerebro. El estudio fue realizado en el Imperial College de Londres

Publicidad
Publicidad

Un equipo de investigadores, liderados por la española Magdalena Sastre, desarrolló un método para prevenir el alzhéimer en ratones mediante la inyección de un virus que permite transmitir un gen específico al cerebro, según un estudio publicado ayer en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Este hallazgo realizado por científicos del Imperial College de Londres, aunque se encuentra en sus primeras etapas de investigación, podrá abrir la puerta a posibles nuevos tratamientos de la enfermedad.

Los científicos consideran que este gen, denominado PGC1-alpha, puede prevenir la formación de la proteína amiloide-beta péptida en células en el laboratorio.

Ésta es el principal componente de las placas amiloides, una masa viscosa de proteínas que se encuentra en el cerebro de las personas con alzhéimer, y que se piensa que desencadenan la muerte de células cerebrales.

Este hallazgo puede favorecer nuevos enfoques a la hora de prevenir o detener la enfermedad en sus primeras etapas.

“Aunque estos descubrimientos son aún muy tempranos, sugieren que esta terapia de genes puede tener potencial uso terapéutico para los pacientes. Todavía hay muchos obstáculos que superar, y actualmente la única manera de transmitir este gen es a través de la inyección directa en el cerebro”, explicó la doctora Sastre, del Departamento de Medicina del Imperial College.

Los investigadores inyectaron el virus con el gen en dos áreas del cerebro de los ratones donde se puede desarrollar el alzhéimer, en el hipocampo (que controla la memoria a corto plazo) y en el córtex (que controla la memoria a largo plazo), además de que son las primeras donde comienzan las placas amiloides.

Los animales fueron tratados en los primeros etapas de la enfermedad, cuando aún no contaban con estas placas, y cuatro meses después se constató que los ratones que recibieron el gen tenían muy pocas de estas placas comparadas con el grupo de los ratones que no habían sido tratados.

Asimismo, no se registró pérdida de células cerebrales en el hipocampo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.