Las estrellas del jazz en una muestra en línea

El órgano legislativo exhibe materiales de los cantantes Nina Simone, Billie Holiday, Louis Armstrong, Chet Baker, Frank Sinatra y Ella Fitzgerald, entre otros.
Las estrellas  del jazz en una muestra en línea.
Las estrellas del jazz en una muestra en línea. (Eduardo Salgado)

México

En Estados Unidos, dice Larry Appelbaum, "el jazz no recibe el reconocimiento que debería, pero el arte en general tampoco es reconocido en nuestro mundo. Tenemos muy poco apoyo público para las artes, lo que en parte puede deberse a que Estados Unidos es un país relativamente joven y todavía no hemos aprendido el valor verdadero de nuestra propia cultura".

Curador de la muestra Jazz Singers que se presenta en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos en Washington, el también crítico agrega que "el jazz se celebra en todo el mundo, pero a excepción de los grandes nombres, es difícil que los músicos se ganen la vida. Por eso muchos terminan dando clases. Así que mientras es un tiempo difícil para el negocio del jazz, el mundo de la educación experimenta un crecimiento acelerado".

En un extracto del borrador de su autobiografía, la cantante Nina Simone dice: "¿Sabían que la voz humana es el único instrumento puro, que tiene notas que no tiene ningún instrumento?" La voz fue un elemento importante en la popularización del jazz, gracias a cantantes como la propia Simone, Billie Holiday, Louis Armstrong, Chet Baker, Frank Sinatra, Ella Fitzgerald y otros, de quienes se exhiben fotografías y documentos. La muestra está disponible en línea a través de la página https://www.loc.gov/exhibits/jazz-singers/ hasta el 23 de julio.

¿Cómo describiría Appelbaum el valor de la voz humana? El especialista de la División de Música de la Biblioteca del Congreso responde que "hay algo en la voz humana que toca a la gente, que la conmueve. Parte de ello puede ser porque la mayoría de los cantantes usan las letras para contar historias. Algunas veces estas letras son cursis o únicamente variaciones de tontas canciones de amor, pero lo mejor del repertorio puede ser simple y profundo al mismo tiempo".

De ahí su longevidad...

Sí. La mejor forma para medir una canción de calidad es si llega a perdurar, si la gente regresa a ella generación tras generación. Podemos decir que las canciones de Jerome Kern, Harold Arlen, George Gershwin, Irving Berlin y otras han alcanzado un nivel cultural alto. Así que cuando tienes una gran voz habitando una gran canción puede conmover a varios niveles. No sólo es emocionante técnicamente, sino también emocionalmente".

¿Cuál fue el criterio de curaduría?

Sabíamos que debíamos usar materiales de las colecciones de la Biblioteca del Congreso. No tenemos todo, pero nuestras colecciones son bastante ricas y profundas. Teníamos un espacio limitado, así que quería estar seguro de que representábamos ejemplos de diferentes tipos de cantantes. Y quería asegurarme de que reflejáramos lo que sucede hoy en día.

¿Podría destacar algunas de las piezas más raras?

Los manuscritos son probablemente los artículos más raros: la carta de Jelly Roll Morton a Alan Lomax, la carta de suicidio de Chet Baker, la correspondencia entre Mary Lou Williams y Carmen McRae. Por supuesto, adoro todas las grandes fotografías de William P. Gottlieb, Carl Van Vechten, Chuck Stewart, Francis Wolff y otros.

¿Qué más se puede ver?

Encontré un borrador inédito de una autobiografía escrita por Nina Simone con un amigo suyo. Nadie ha visto este borrador, pero se está corriendo la voz y los investigadores ya están haciendo planes para verlo. En ocasiones, encuentras cosas que no estaban buscando. En este caso, descubrí un libro para niños magnífico llamado When Satchmo Taught Me Scat (Cuando Satchmo me enseñó a cantar scat).

¿Hay videos?

Sí, hay uno muy raro con Billie Holiday de un programa de la televisión francesa grabado nueve meses antes de que muriera. Está en bastante buena forma y suena maravilloso. También tenemos clips de los Mills Brothers, Jimmy Rushing, Johnny Hartman, Jeri Southern, Sarah Vaughan, Carmen McRae, Monica Zetterlund con Bill Evans y Luciana Souza, así como un video super raro de Ella Fitzgerald con Duke Ellington on el programa The Bell Telephone Hour.