Los estanquillos ya son piezas de museo

La muestra se realiza con el apoyo el apoyo del Estanquillo-Colecciones Carlos Monsiváis y el gobierno de la Ciudad de México.
Son exhibidas 47 maquetas de Teresa Nava.
Son exhibidas 47 maquetas de Teresa Nava. (Carlos Pacheco Parra/Notimex)

México

Dulcerías, florerías, recauderías, fondas, panaderías, tianguis y otros estanquillos que prosperaron en el siglo XIX, y que hoy en su mayoría han desaparecido, son rescatados en la muestra La patria íntima, de Teresa Nava, que exhibe el Museo Taller Erasto Cortés, en Puebla.

Abierta al público hasta mediados de octubre, la muestra está conformada por 47 maquetas detalladas con miniaturas en barro, plástico y cerámica, producto de dos décadas de trabajo de Nava, que permite echar una mirada al comercio local en esa época.

La muestra se realiza con el apoyo el apoyo del Estanquillo-Colecciones Carlos Monsiváis y el gobierno de la Ciudad de México. La artesana poblana, quien falleció en 2005, había vendido las piezas por encargo al escritor y cronista.

La muestra es la tercera parte de una colección de 130 maquetas, que por primera vez sale de la Ciudad de México en coordinación con el Conaculta y el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Puebla, detalló el subdirector del Estanquillo, Evelio Álvarez Sanabria.

Junto a las piezas de Teresa Nava se pueden apreciar recortes de periódicos de la época y obras de artistas como José Guadalupe Posada, Miguel Covarrubias, Héctor García, Nacho López y José Clemente Orozco, entre otros.

La idea es reflexionar sobre la urbanización y el avance económico de las grandes ciudades del país y que originan la prioridad de comercios trasnacionales, que desplaza a los tradicionales.