El cambio social en EU necesita empatía y compasión: Martinez

"Crear libertad. El poder, el control y la lucha por nuestro futuro", la nueva obra que el sello Paidós acaba de publicar en nuestro idioma
El escritor, artista y cineasta anglosajón, Raoul Martinez.
El escritor, artista y cineasta anglosajón, Raoul Martinez. (Foto: Carlos Rubio Rossell)

Madrid

Gane quien gane las elecciones de este martes en Estados Unidos, el escritor, artista y cineasta anglosajón Raoul Martinez considera que hay un gran reto en el futuro inmediato de la sociedad estadunidense: “Humanizar la política de la Casa Blanca” y “democratizar las industrias financieras”, en un momento, añade, “en el que hay millones de ciudadanos cuyas opciones de vida han sido dramáticamente reducidas, lo que ha producido ira, resentimiento y un fuerte deseo de cambio”.

Pero hay otro elemento de gran importancia que juega ya un papel más que relevante en ese horizonte inmediato: el cambio climático, que puede ser decisivo en la movilización masiva del mundo hacia un cambio de sistema. “Si hay algo que pueda unir a la humanidad es esa potencial autodestrucción del planeta”, dice Martinez en entrevista exclusiva con MILENIO, a propósito de su libro Crear libertad. El poder, el control y la lucha por nuestro futuro, que el sello Paidós acaba de publicar en nuestro idioma.

Para Martinez, algunos de los elementos que tendrá que contener ese cambio tienen que ver, como explica en su ensayo, con la compasión y la empatía, “porque nos ayudan a humanizarnos a nosotros y a los demás. Y si nos tomamos en serio esta idea, cada víctima de la guerra, cada refugiado, cada persona pobre que pasa hambre, será considerada igual de valiosa que uno u otro y tan merecedora de los bienes que la vida tiene que ofrecernos, porque esta fuerza de la compasión y la empatía atraviesa todas las ideologías políticas y nos habla de algo fundamental sobre lo que somos como seres humanos”.

Autor del documental The Lottery of  Birth, nominado en el Film Festival de Londres y ganador del Artivist Spirit Award de Hollywood, Martinez expone que lo que puede ocurrir en las elecciones de este martes en Estados Unidos tiene que ver con dos poderosos movimientos que han tenido lugar en la sociedad estadunidense en los últimos años: “Uno es la toma de control corporativa del proceso democrático, que ha desempodrado a la gran mayoría de ciudadanos y ha creado una gran desigualdad, especialmente desde el crash financiero de la década pasada. El otro es el adoctrinamiento corporativo de los Estados Unidos, que se remonta a la Segunda Guerra Mundial, cuando comenzó a evolucionar una propaganda corporativa y las diferentes estrategias asociadas a ello, basadas en investigaciones psicológicas, que ha sido utilizada de forma eficaz durante décadas para manufacturar un consenso y para generar una histeria en la sociedad sobre cualquier tipo de idea política que pudiera ser etiquetada como comunista o socialista, y que ha reforzado una devoción casi religiosa al capitalismo, el mercado libre y la idea de los Estados Unidos como una fuerza benigna y liberadora del mundo”.

El enfado

La cuestión es, indica el escritor, que toda esa gente enfadada en los Estados Unidos que comprenden que el sistema no está funcionando, “se ha alimentado con un potente patriotismo, el cual los ha cegado a los crímenes de su propia nación, que en muchos casos han recaído en numerosas cabezas de turco en quienes se han amontonado las culpas y responsabilidades. Estos chivos expiatorios son los grupos más oprimidos de la sociedad, sobre todo inmigrantes y trabajadores indocumentados, quienes en realidad contribuyen mucho a la sociedad y son explotados por el sistema”.

El problema, destaca Martinez, es que eso conecta con algo muy profundo en los seres humanos: “Cuando las cosas se ponen difíciles, a menudo nos hacemos muy vulnerables a quienes pueden manipular nuestro miedo, porque es más fácil crear una narrativa imprecisa pero basada en el miedo, que explicar los problemas cuidadosamente y ofrecer soluciones más sutiles”.

Es en ese contexto donde surge Donald Trump, observa el escritor, como resultado de estas tendencias. “Y es algo muy feo lo que está sucediendo; para las mujeres, para las personas de color y, francamente, para el mundo entero, porque creo que ahora mismo en todo el planeta se contiene la respiración por el resultado que puedan tener estas elecciones en Estados Unidos”.

En todo caso, “una de las consecuencias más peligrosas del auge de Trump”, matiza Martinez, “ha sido la necesidad de legitimizar a Hilary Clinton, porque en realidad ella es el mal menor; pero no deja de representar un sistema imperialista tremendamente injusto”.

Por eso, concluye Martinez, él habla en su libro “de crear una política basada en la compasión y la empatía, lo cual tiene sus raíces en una comprensión de la libertad humana; no se trata simplemente de señalar con el dedo y atacar, ni de personalizar la política, sino de ver las cosas sistémicamente...decir lo que queremos decir en lugar de caer en trampas retóricas que se nos han impuesto durante décadas. En ese sentido, Berny Sanders hizo un muy buen trabajo, y tuvo una gran resonancia, porque el suyo era un mensaje de política prohumana y antisistema, una política transformadora, que es la única que puede salvarnos”.