INAH recupera parte de la osamenta de un mamut

A dos metros y medio de profundidad en una calle del municipio de Tultepec yacen los restos del mamut que por su posición "muestra que pudo haber sido parcialmente destazado por un grupo humano".
La osamenta del mamut fue hallada en Tultepec, Estado de México.
La osamenta del mamut fue hallada en Tultepec, Estado de México. (Tomada del INAH)

Ciudad de México

Arqueólogos lograron desenterrar gran parte de las costillas, húmeros y vértebras de un mamut aparentemente devorado por hombres en el Estado de México, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

A dos metros y medio de profundidad en una calle del municipio de Tultepec yacen desordenados los restos del mamut que por su posición "muestra que pudo haber sido parcialmente destazado por un grupo humano", describió el INAH.

En total fueron encontrados "más de 10 costillas, húmeros, fíbulas, un fémur, escápulas, cúbitos, radios, así como una decena de vértebras" del animal, que sufrió el mismo destino que otros de su especie: "se quedaban atascados en el fango por su gran peso y finalmente eran destazados por el hombre y otros depredadores".

El mamut, que perteneció al periodo final del Pleistoceno (entre 14 mil y 12 mil años atrás), fue hallado fortuitamente en diciembre pasado durante los trabajos de introducción de drenaje en la localidad de San Antonio Xahuento, Tultepec, una zona donde en esa era había numerosos lagos poco profundos.

De acuerdo con los expertos, "era un adulto joven, posiblemente de 20 a 25 años de edad, que pudo haber medido 3 m de altura, es decir que tenía gran tamaño porque sus defensas miden 1,30 m de largo y casi 18 cm de diámetro", precisió el INAH.

Restos de un dinosaurio y mamut fueron encontrados en marzo por obreros que trabajaban en un gasoducto de Ojinaga, Chihuahua.