• Regístrate
Estás leyendo: Espectáculo sin límites
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 17:22 Hoy

Espectáculo sin límites

"Este espectáculo, que da trabajo a tanta gente y abre los horizontes del público, debiera ser una de las actividades fundamentales a impulsar por parte de la sociedad."

Publicidad
Publicidad

Con 35 años como intérprete internacional de ópera y lied, formador de jóvenes cantantes y director de la Compañía de Ópera de Morelos, el barítono Jesús Suaste debutó ayer como director escénico en el montaje El elíxir de amor, en el Centro Cultural Jaime Torres Bodet. Acompañado por la Orquesta Sinfónica del Instituto Politécnico Nacional (Osipn), el Coro Alpha Nova y la Compañía de Danza Contemporánea del IPN, presentará otras dos funciones mañana a las cinco de la tarde y el sábado a la una.

Por feliz coincidencia, la obra de Gaetano Donizetti fue la segunda ópera que Suaste cantó luego de su debut en el Palacio de Bellas Artes. Ahora, en su papel de director escénico, dice el barítono, “de alguna manera confluyen ya tantos años de estar cantando en el escenario, particularmente esta obra. Desde que me dirigían tenía la inquietud de dar consejos para mejorar la escena. Ser director escénico ha sido una de las experiencias más agradables en mi carrera”.

Suaste afirma que de la obra de Donizetti le gustan muchas cosas. “El argumento está muy bien pensado: si se analiza, es bastante creíble, le puede suceder en la vida real a una persona. La música es maravillosa, una de las páginas más célebres de la literatura operística. Es una delicia, con el añadido de imaginar acciones para la escena. Además contamos con un equipo vocal maravilloso: Claudia Cota y Alan Pingarrón, que son cantantes extraordinarios”.

El barítono también interpreta el papel de Belcore, al que describe como uno de los personajes más entrañables de su carrera, “es como parte de mi familia. Este año cumplo 35 años como cantante, y es una gran alegría celebrarlo con la segunda ópera que canté en Bellas Artes, luego de debutar con La bohème”.

Suaste considera que “la ópera es el espectáculo sin límites: en ella confluyen el canto, la música, la danza, la pintura, la poesía, la actuación. Todo se concentra en el fenómeno operístico, pero el montaje no es fácil porque es un espectáculo caro y necesita financiamiento de gente que crea en el proyecto operístico.

Este espectáculo, que da trabajo a tanta gente y abre los horizontes del público, debiera ser una de las actividades fundamentales a impulsar por parte de la sociedad. Hasta ahora es financiada por el gobierno y por esfuerzos asilados de la iniciativa privada. Me parece que la sociedad civil, a través de capital privado, debería establecer una red de representaciones operísticas por todo lo que aporta a la sociedad”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.