Un espacio histórico no debe usarse para promoción personal: Tovar y de Teresa

El titular del Conaculta se pronunció en ese sentido luego de que el pasado 13 de junio se celebrara en este memorial el cumpleaños de una actriz.

México

En 1872, el presidente Sebastián Lerdo de Tejada decretó que en el recién creado panteón de Dolores se dedicara un espacio para la construcción de la Rotonda de los Hombres Ilustres, que hace más de una década, en 2003, se convirtió en la Rotonda de las Personas Ilustres.

Un espacio en el que se rinden “honores póstumos a la memoria de los mexicanos que, a lo largo de la historia, se han distinguido por su participación política, su defensa heroica de la patria y sus contribuciones al desarrollo científico, económico, social y cultural de la nación”, pero que el pasado 13 de junio se convirtió en un salón de fiestas para celebrar el cumpleaños 35 de la actriz Claudia Cervantes.

De acuerdo con diversos reportes, la actriz recibió un permiso especial de la delegación Miguel Hidalgo, entidad que administra al Panteón Civil de Dolores, para realizar un festejo difundido en una revista de espectáculos y que ha suscitado el rechazo en las redes sociales.

En imágenes publicadas por la revista Tv Notas, se ve a algunos de los invitados de la actriz Claudia Cervantes, sobrina del ex presidente Felipe Calderón, haciendo gestos o bromas sobre algunos de los mausoleos; incluso se menciona que hubo bebidas alcohólicas en el lugar.

Para el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Rafael Tovar y de Teresa, se trata de “un evento totalmente ajeno al espíritu de la Rotonda de las Personas Ilustres, en la que están depositados los grandes mexicanos y mexicanas  que se han destacado en la construcción de nuestro país.

“Es inadmisible que haya una festividad personal donde hay un reconocimiento nacional a personajes que, más allá de su tiempo, son parte de nuestra historia. Es un hecho que por ningún motivo se debe de repetir. Es una falta de seriedad que no se corresponde con la vocación de una Rotonda que exalta la trayectoria de vida o los actos excepcionales que han contribuido a conformar la herencia común de los mexicanos, como dicta el decreto de 2003”.

A su parecer, es necesario evitar a toda costa que se lesione el “respeto y orgullo que tenemos los mexicanos por los grandes creadores, inteligencias y próceres que nos han precedido en el tiempo y que han forjado a nuestra nación”.

Reacciones

Ante las críticas recibidas en diferentes medios, la actriz ofreció una disculpa pública por lo que llamó “el malentendido derivado del permiso otorgado por la delegación Miguel Hidalgo, en el cual nunca se autorizó la realización de un evento social.

“Reconozco la falta cívica que cometí al permitir que los trabajadores de la casa productora hayan violentado el reglamento interno del panteón Dolores, confundiendo la grabación de un tema musical con la celebración de mi cumpleaños número 35, que coincidieron el mismo día”.

En un comunicado, en el que se deslinda de toda responsabilidad a la demarcación, Claudia Cervantes aseguró que no violentó las instalaciones, siendo su intención resaltar los sitios históricos y culturales de la ciudad y del país; incluso rechazó haber profanado alguna lápida, “ya que nunca utilicé este recinto para hacer desmanes”.

Aun cuando menciona que se confundió la grabación del video con el festejo de su cumpleaños, también circula en las redes sociales la invitación impresa que mandó la actriz, en la que se pide confirmación para entrar a un rally y encontrar “premio sorpresa”.

La Dirección de Comunicación Social de la Miguel Hidalgo aclaró que la solicitud era para grabar un videoclip sobre “…la simulación de una fiesta donde se celebra la vida en el contexto donde vive la muerte”.

 Luego de señalar que Claudia Cervantes no está adscrita a la plantilla laboral de esa demarcación, se informa que por el uso de las instalaciones, la delegación no “solicita ni recibe contraprestación alguna”.

Mediante estos permisos, se ha autorizado la realización de 54 filmaciones y sesiones fotográficas en espacios públicos a diferentes instancias públicas y privadas, con fundamento en el artículo cuarto, fracción primera de la Ley de Filmaciones que establece como bienes de uso común los panteones.

En su comunicado, la delegación dio a conocer que se abrió una investigación para saber si la Casa Productora incurrió en algún exceso; de momento, ya se suspendió a los funcionarios encargados de la supervisión del evento y en caso de comprobarse alguna omisión serán sancionados.

Responsabilidad de la delegación

Así como la administración del Panteón Civil de Dolores recae en la delegación Miguel Hidalgo, corresponde a instancias federales el determinar todo lo que sucede en la Rotonda de las Personas Ilustres. De acuerdo con las bases y procedimientos que la rigen, el “titular del Poder Ejecutivo federal determinará los honores que deban rendirse en la ceremonia de inhumación y los demás homenajes que se realicen en la Rotonda de las Personas Ilustres”.

Sin embargo, en el artículo 14 de estas bases y procedimientos se señala que en todo lo relacionado con horarios, requisitos administrativos, control sanitario, Registro Civil, así como cualquier otro trámite referente a las exhumaciones e inhumaciones, deberá ajustarse a lo dispuesto por las normas legales y reglamentarias en el Distrito Federal, y evidentemente en este caso es la delegación Miguel Hidalgo la que debió hacer valer estas normas.

De tal suerte que la elaboración de las actas en que se hagan constar las violaciones y las responsabilidades en que se incurra en los panteones corresponde a las autoridades delegacionales, “las que se harán efectivas por la Tesorería del Distrito Federal si se trata de sanciones pecunarias, y en los demás casos las oficinas mencionadas impondrán las sanciones que procedan...”