“Un artista debe cuestionar su propio arte”

Ya sea en bronce, madera, piedra, barro o resina, el escultor Guillermo Colmenero se ha distinguido en La Laguna por su técnica figurativa. Asegura que los creadores deben ser ellos mismos.

Torreón, Coahuila

Ha esculpido en bronce, madera, piedra, barro y resina. Ha creado el monumento a Jared Borgetti para el Grupo Modelo del Territorio Santos Modelo, así como La Virgen de Covadonga del Parque Recreativo España y diferentes bustos expuestos de manera pública en todo Torreón.

La silueta humana, es la matriz de la disciplina del escultor Guillermo Colmenero, su estilo figurativo.

“A veces el estilo propio es un obstáculo para el desarrollo del artista, ya que tiene que encajar en diversas culturas”, afirmó el creador.

Comentó el escultor que también existen algunos artistas quienes se dedican sólo a producir por producir, con el único afán de ganar dinero.

“Yo estaba totalmente en contra de ellos. Pero ahora considero que debes adaptarte al mercado, pero sin dejar de ser tú”, declaró.

El escultor de renombre internacional es originario de Cuauhtémoc, Chihuahua, pero  actualmente reside y trabaja entre las ciudades de Torreón, Coahuila y el Distrito Federal.

De igual forma, ha realizado exposiciones de sus obras en lugares como el ITESM Campus Santa Fe, de la Ciudad de México (2014), Four Points by Sheraton México, DF (2013), Jewish Art Center, La Jolla California (2003), Utah Museum of Fine Arts SLC (2002), Stone Art Gallery Park City Utah (2001), Mestizo Gallery SLC Utah (2000), The Chase Home Museum SLC Utah (1999), entre muchas otras.

Las piezas del artista, alcanzan los dos metros de dimensión

De su obra, Guillermo Colmenero señaló que “todo tiene una temática, en distintos métodos. Es decir, una idea, una matriz conceptual de donde surge cada una de las series”, señaló.

Su estilo figurativo neoclásico ingresa a una etapa contemporánea tomada también de sus experiencias, de sus vivencias.

Colmenero, considera que “la esencia es la cualidad más importante en los artistas, es indispensable. Puede haber alguien que pinte y será un pintor, alguien que haga escultura y será un escultor, pero no es suficiente, para que haya un artista, éste debe cuestionar su propio arte”, agregó.

Algunas de las obras de madera son de materiales encontrados en las orillas de los ríos, troncos olvidados de árboles muertos de mezquite, Laurel de la India, Sabino, Pinabete, que después se convierten en brazos, manos, rostros y detalles que expresan la condición humana.

Este es el sello y lenguaje del escultor Guillermo Colmenero.

“Nace la idea, se dibuja el boceto, se hace otro boceto en plastilina y después se esculpe la pieza”, comentó el creador.

Cada obra del escultor trasmite diversas emociones que bien originan un diálogo con el público espectador.

El artista dice sentirse muy honrado de su oficio, ya que no ha sido cosa fácil

Desde 1997 se dedica a la escultura, tiene formación en dibujo y diseño en la universidad de Stanford en Palo Alto, California.

Sobre esto cuenta “las carreras de Artes Visuales o Plásticas de las universidades, son muy limitadas, es mejor ir en la búsqueda de la experiencia, de la práctica de la mano del maestro que se te asemeje y de ahí no parar de trabajar. En la actualidad no basta sólo con tener talento, hay que saber colocarte en el medio, hacer contactos, saberte vender y darte a conocer”, indicó.

El escultor se forjó de la mano de artistas como el Maestro Richard MacDonald, así como en escultura en Piedra ‘’Shupungu’’ con expertos de Zimbabue África, Amos Supunni y Kennedy Musekiwa.

“Yo vivía en Estados Unidos y quería ir al sitio donde realmente ocurrían las cosas, pero después te das cuenta que hoy ya no hay una capital del arte, hay una multiplicidad de centros" recapacitó.

Colmenero explicó que el trabajo de un escultor puede surgir de todas partes, pero nace completamente de manera independiente.

“La persona que echa mano de la pasión, de su esencia y del trabajo, seguro destaca en la creación artística en donde sea que esté”, finalizó.

Memorable su escultura de Jared Borgetti

En su camino andado entre esculturas, el artista plástico Guillermo Colmenero, ha tenido que trabajar en varias técnicas desconocidas.

Le han encomendado hacer varias obras, aún y cuando fuera en técnicas que nunca había trabajado, las ha hecho.

Así ha realizado obras como el busto en bronce de Don Elías Murra Marcos, empresario lagunero, fundador del Centro Comercial Cimaco.

Del mismo modo, se ha hecho cargo de los bustos en bronce de Salvador Vizcaíno Robles, Joaquín Sánchez Matamoros y el Comandante Federico Dingler, todos ellos en Torreón.

Una de sus obras emblemáticas es sin duda la escultura a Jared Borgetti, realizada para el Grupo Modelo, la cual se exhibe en el Territorio Santos Modelo.