Escuela Municipal de Danza recibe beca de FIARTE 2017

Encontraron respaldo en Pedro Madero y Ricardo Santibáñez. El director Jaime Hinojosa dijo que se trata de un voto de confianza el que le dieron con la coreografía "La caja de juguetes" de Debussy.
Escuela Municipal de Danza de Torreón recibe beca de FIARTE 2017.
Escuela Municipal de Danza de Torreón recibe beca de FIARTE 2017. (Manuel Guadarrama/Archivo.)

Torreón, Coahuila

La Secretaría de Hacienda abrió convocatoria para establecer financiamiento a proyectos culturales que fueran respaldados por la iniciativa privada.

La Escuela Municipal de Danza logró obtener la beca con el apoyo de los empresarios Pedro Madero y Ricardo Santibáñez.

"Nos pusimos a trabajar con un orden, con disciplina y a futuro. Salió la convocatoria para el Efiartes 2017, la traen el maestro Ruby Gámez, Sara y Berenice Ovalle en Semana Santa. La leo y la aviento pa'l cajón de mero abajo. Regresamos de vacaciones y me preguntaron si la leí. Les dije que no daría un paso solo: o la hacemos o no le entramos".

"Eso es un regalo que yo no he tenido ni del Instituto Coahuilense de Cultura ni del Instituto Municipal de Cultura, de aquí ni siquiera se han parado para conocer".

Con esa actitud se armó el proyecto, dividiendo tareas para participar de 'Efidanza de Efiartes', que es un estímulo fiscal que otorga la Secretaría de Hacienda para proyectos de inversión, en este caso en el rubro de la Danza.

"Haz de cuenta que lo único que te falta pedir es tu acta de defunción. La beca es muy generosa por parte de Hacienda que busca que a empresarios sensibles al hecho escénico, artístico, les presentes tu proyecto, les digas cuánto cuesta y ellos te van a dar el 10 por ciento de su declaración del ISR al ejercicio anterior".

En México, recuerda Hinojosa, Berenice Ovalle llegó al igual que 70 representantes de compañías. Tras un receso sólo regresaron cinco debido a que los bailarines, asegura Hinojosa, no tienen capacidad para organizar un proyecto tan ambicioso.

"Los bailarines pensamos que por el hecho de bailar lo merecemos todo pero no es cierto, bailar es como barrer, como el ser de un jardinero, bailar es como ser un pintor, es un oficio, una profesión, no te mereces nada más que lo que salga de tu trabajo y punto. Por eso siempre hicimos a un lado la gestión de recursos, buscar apoyos".

En el caso del proyecto de la Escuela Municipal de Danza fueron los empresarios Pedro Madero y Ricardo Santibáñez quienes dijeron sí.

Para el director de esta institución se trata de un voto de confianza el que le dieron con la coreografía "La caja de juguetes" de Debussy, que se presentó con la Camerata de Coahuila y el reconocimiento a la trayectoria de 21 años de la Compañía Mezquite.

"Eso es un regalo que yo no he tenido ni del Instituto Coahuilense de Cultura ni del Instituto Municipal de Cultura, de aquí ni siquiera se han parado para conocer la escuela porque el apoyo que tiene la escuela viene directamente del ingeniero Riquelme, si no, no estaría la escuela, pero frente a un trabajo derecho, nadie nos lo quita".

"Nos lo pueden quitar en momentos de incertidumbre y transición pero lo que la compañía y la escuela han logrado, eso no nos lo quita nadie. Al final cuando todo desaparece, la creación queda. La verdad prevalece y el arte queda".


dcr