• Regístrate
Estás leyendo: Erigen hermanos gigantes de Gelitin en Tlajomulco
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 21:56 Hoy

Erigen hermanos gigantes de Gelitin en Tlajomulco

Los artistas de origen austriaco están creando un par de piezas con materiales diversos que medirán por lo menos 20 metros de altura.

Publicidad
Publicidad

Perla Gómez

Hermano mayor y Hermana menor son los nombres de dos esculturas de concreto, asimétricas y verticales que el colectivo austriaco Gelitin trabaja desde el pasado 13 de febrero en Tlajomulco, y que formarán parte del paisaje urbano del proyecto de avenida de usos mixtos Punto Sur, que se construye en López Mateos a la altura de Los Gavilanes.
Ali Janka, Florian Reither, Tobias Urban y Wolfgang Gantner, son los cuatro artistas que forman el colectivo de arte relacional que ha trabajado alrededor del mundo, y que con la idea de generar algo vertical “que mire al cielo”, se acercaron a un curador en Guadalajara, para así ser encontrados por los desarrolladores de la avenida, quienes buscaban el mismo concepto.
El resultado de esta idea serán Hermano mayor, de 22 metros de altura, y Hermana menor, de 20 metros, formadas por once y diez módulos individuales respectivamente, que serán unidas al final. Los artistas explican que cada pieza tiene una estructura y textura distinta, y que representa una emoción diferente de la otra.
“Es como sedimentación, como cuando miras la cubierta de la tierra y son capas diferentes, porque fueron diferentes formas en que sus ciclos se movían en ese momento y eso pasa, somos muchas personas y somos bastante esquizofrénicas, cada día nos sentimos diferentes, a veces estamos molestos, a veces felices, así que la estructura cambia”, dice Ali Janka tratando de definir el concepto.
Para lograr el conjunto escultórico, los artistas trabajan con bloques de unicel, a los que les dan la forma de cada pieza con distintas herramientas que no se repiten entre sí como fuego, acetona, ácidos, palas, carbón, motosierras o su propia fuerza.
Si bien los artistas van formando cada pieza conforme dicta su estado de ánimo, dejan claro que éstas no representan ninguna emoción en particular, sino que son un reflejo de ellas. “Vienes en la mañana y ves cómo te sientes y con qué quieres trabajar ese día, piensas hoy quiero golpear demasiado…usaré mis manos y al día siguiente puedes decir estoy muy cansado, solo voy a usar ácido”, explica Tobias Urban, y aclara que el trabajo no está predeterminado, pues no tienen un diseño de creación para cada obra.
Esto habla del método de trabajo del colectivo que prefiere hacer un plan general y dejar que el propio proyecto decida su destino.
Según cuenta Urban “no nos gusta sentarnos frente a una computadora y diseñar todo e ir a una compañía a mostrarlo, preferimos que el material nos guíe, sin estructuras”.
Pero si hay que seguir ciertos pasos, el artista dice que se regirán por un cronograma de las tres semanas que tienen en México, en una especie “de mapa, como tener una fotografía que plasme cada día. Si lo hiciéramos en otro país, probablemente luciría diferente. Tendría la misma estructura, pero se vería distinto. Es la conexión con Guadalajara”.
Esta es la tercera ocasión que el colectivo está en México, anteriormente vinieron en 1999 en un viaje en automóvil desde Los Ángeles hasta la Ciudad de México, donde como resultado del proyecto exhibieron el coche en el que se transportaron.
Por ahora seguirán trabajando hasta el 7 de marzo y planean que Hermano mayor y Hermana menor sean el ícono de Punto Sur y sean inauguradas a finales de mayo o principios de junio, dijo Pedro Arpio, director de la división residencial de dicha avenida.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.