Despiden a Érick Estrada; analizan difundir acervo

Los restos del fotógrafo fueron velados en capillas de Misión del Olivo, a donde acudieron pintores, cineastas, periodistas y fotógrafos para acompañar a los familiares.
La velación fue en las capillas Misión del Olivo.
La velación fue en las capillas Misión del Olivo. (Raúl Palacios)

Monterrey

Había que despedir al maestro, a quien siempre tuvo un momento para impartir un consejo. Así recordó parte de la comunidad cultural al fotógrafo Érick Estrada Bellmann, quien falleciera el domingo a causa de una enfermedad.

A las capillas de Misión del Olivo, a donde acudieron pintores, cineastas, periodistas, y fotógrafos para acompañar a los familiares e hijos de Estrada, desde temprana hora.

En los últimos meses de vida, el fotógrafo se dedicó a organizar y catalogar los cientos de negativos, impresiones e imágenes digitales, un trabajo que dejó inconcluso.

A decir de familiares, Estrada Bellmann tenía tres proyectos fotográficos en los que estaba trabajando, dos de ellos listos para imprimir. Uno de ellos está dedicado a las representaciones urbanas sobre la Virgen de Guadalupe, una serie que tomó en Monterrey, Arizona y el sur de Estados Unidos.

Otro de los proyectos estaba dirigido a recopilar una serie de retratos que hizo a personajes de Nuevo León, ya sea de la cultura, de la política o de la vida diaria.

José Garza Acuña, director de Publicaciones de la UANL, refirió que buscarán a la familia de Érick Estrada para intentar publicar alguno de los trabajos que dejó pendiente el fotógrafo.

“Vamos a esperar el tiempo para platicar con los amigos cercanos, sus familiares para ver los proyectos, quedaron ahí dos o tres que Érick que estaba conformando y en vida le comentamos que había que reivindicar su trabajo, creo que hoy es merecido”, mencionó.

Por más de cuatro décadas, el trabajo de Érick Estrada Bellman (Monterrey, 1949-2015) recogió el quehacer cultural de la entidad, enfocando su trabajo al teatro y danza.

Fue reconocido con el Premio UANL a las Artes en 1998, su trabajo se integró en el proyecto  Fotógrafos Internacionales de Fin de Milenio, en la octava Bienal Internacional de fotografía de Córdoba, España; y recientemente fue homenajeado por el Conarte al inaugurarse la  XVI Bienal de Fotografía.

Es autor de los libros Monterrey en imágenes, La Cuarta Pared, Rostros de Apodaca y Alameda encuentros. Su trabajo conformó el proyecto Patrimonio Cultural De la Universidad Autónoma de Nuevo León Tomo I.

 

Cronista de la imagen

“El inicio de nuestra amistad se pierde en la noche de los tiempos”, así describe el periodista Hugo del Río su relación, profesional y de amistad, con Estrada Bellmann.

“Naturalmente que estoy muy adolorido, esto es una mutilación, una pérdida pero bueno el hombre nace para morir”, agregó el columnista.

En opinión de la cineasta y productora Leticia Vargas, la comunidad cultural pierde a un maestro el cual nunca negó un consejo refiriéndose a la carrera de Érick Estrada.

“Representa un emblema de la fotografía en Nuevo León por su vasta obra. Erick fue un gran formador de fotógrafos, pues a muchos siguieron su camino en el arte”, opinó.

Tanto Vargas como el fotógrafo Joaquín Garza Fox señalaron la necesidad de recuperar y difundir el legado de Estrada, pues por su lente pasaron los últimos 40 años de la escena cultural de Nuevo León.

 “En esos años que iniciamos pues no había mucha dedicación por almacenar correctamente los negativos.  Creo que será interesante saber qué pasa con los negativos de Érick Estrada, qué papel puede jugar la Fototeca, como lo ha hecho con el acervo de Breen Murray”, mencionó Garza Fox.