Enfermedad renal crónica, segunda causa de fallecimientos

El estudio The Global Burden of Disease, en el que participaron 188 países, también revela que la depresión se puso a la cabeza de las discapacidades.
Rafael Lozano, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública, presentó los resultados del GBD 2013.
Rafael Lozano, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública, presentó los resultados del GBD 2013. (Blanca Valadéz)

Cuernavaca

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) dio a conocer los resultados preliminares del estudio The Global Burden of Disease (GBD 2013), en el que se establece que los mexicanos están falleciendo más por enfermedad renal crónica y viven más años con discapacidad a causa de la depresión.

Ambos son “padecimientos invisibles” dentro del sistema de salud, según Rafael Lozano, investigador del INSP y encargado de presentar los resultados nacionales del GBD 2013.

El experto dijo que, si bien las cardiopatías isquémicas siguen en el primer lugar de muertes prematuras (9.7%), el análisis reveló que la enfermedad renal crónica ya está en segundo lugar (8.1%) y desplazó a los accidentes de tránsito al tercer lugar.

Lozano destacó que a pesar de que México ocupa el primer lugar del mundo en diabéticos, los habitantes “no se están muriendo por diabetes (7.6%) ni tampoco por cirrosis (6.6%) como antes se creía, sino por esta enfermedad (renal) para la cual se carece de personal, recursos y programas de atención y prevención”.

El especialista señaló en el 16 Congreso de Investigación y Salud Pública que en la investigación mundial participaron 188 países y más de mil especialistas, que analizaron 306 enfermedades, 2 mil 337 secuelas y 76 factores de riesgo, considerando el periodo de 1990 a 2013.

Males discapacitantes

Las bases de datos extraídas del GBD 2013 —coordinado por el Instituto de Métrica y Evaluación en Salud de la Universidad de Washington—, establecen que en México la población joven vive más años con discapacidad a causa de la depresión con 9.8% de prevalencia, seguida de lumbalgia (dolor de espalda baja) con 8.3% y diabetes mellitus 6.9%.

“Cuando se hizo la primera publicación de este tipo de estudios, en los 90, se determinó que la depresión era la cuarta causa, ahora es de las primeras discapacidades”, refirió el especialista, tras aclarar que en el levantamiento de estadísticas se involucró al Inegi junto con 62 instituciones nacionales.

A pesar de que la esperanza de vida pasó de 63 a 75 años “lo curioso es que vivir más años significa tener por lo menos una década más de enfermo o de discapacidad”, subrayó el experto.

Al dar a conocer el apartado “La carga de la enfermedad en México 2013” que forma parte del estudio global, Lozano detalló que el actual panorama epidemiológico en México obliga a una urgente adecuación y modernización de las políticas de todo el sistema sanitario.

Según el especialista, este tipo de diagnóstico evidencia una falta de cobertura efectiva de las intervenciones que realmente se requieren en el país y que el sistema de salud está actuando de manera tardía.

Lozano opinó: “Más que meter dinero al expediente electrónico, es fundamental cambiar el modelo de obtención de información —para evitar subregistros— y la relación que se tiene con el paciente... Tenemos que trasformar las necesidades de salud a equivalentes, servicios y recursos”. 

El informe también destaca que los padecimientos crónicos generan una pérdida de 26.2 millones de años de vida saludable (56% en hombres y 44% en mujeres).

Causa por estado

La investigación establece por estados las principales causas de años perdidos por muerte prematura en ambos sexos; por ejemplo, en Aguascalientes, Guanajuato, Estado de México y Morelos la mayoría de los fallecimientos de personas relativamente jóvenes son por enfermedades renales crónicas.

En contraparte, Chihuahua y Guerrero ocupan el primer lugar de esas muertes por homicidio (Durango y Sinaloa están en segundo lugar).

En el resto de las entidades las cardiopatías isquémicas ocupan el primer lugar de años perdidos por muerte prematura.

La base de datos establece que la diabetes ocupa la segunda causa de mortalidad y años perdidos solo en siete estados (Baja California y Baja California Sur, Estado de México, Michoacán, Nayarit, Sonora y Tlaxcala).

En el caso de los niños, la mortalidad se está centrando en el sur por causas como el rotavirus (9.9% de prevalencia) mientras que hay menos en el norte (6.4%), lo que refleja la inequidad en la atención, al igual que en el caso de neumonías, pues el sur tiene un índice de fallecimientos cuatro veces mayor.