Científicos detectan trastorno en Dalí a través de sus cuadros

Investigadores de la Universidad de Liverpool estudiaron más de 2 mil cuadros de artistas como Picasso, Dalí, Monet, entre otros, para detectar enfermedades neurológicas degenerativas.
La prueba clave del juicio será el cotejo del ADN de la demandante.
El equipo examinó 2 mil 92 cuadros pintados por siete artistas, entre los que destacan los españoles Salvador Dalí y Pablo Picasso (Especial)

Londres

Un estudio de la Universidad de Liverpool revela que puede ser posible detectar enfermedades neurológicas degenerativas en artistas a través de un análisis fractal de sus cuadros, un procedimiento que ya se ha constatado por ejemplo con Salvador Dalí.

La investigación Lo que la pintura nos puede contar: análisis fractal de cambios neurológicos en siete artistas fue realizada por un equipo de expertos a cargo de la psicóloga Alex Forsythe y publicada en la revista estadounidense Neuropsychology.

TE RECOMENDAMOS: Preparan muestra de Warhol en el Museo Jumex

Ese equipo examinó 2 mil 92 cuadros pintados por siete artistas, entre los que destacan los españoles Salvador Dalí y Pablo Picasso, que en algunos casos experimentaron durante su carrera diversos desórdenes neurodegenerativos así como otros problemas de salud típicos del envejecimiento.

Las pinceladas de cada pintor se analizaron para identificar patrones geométricos complejos

De esos siete artistas analizados, dos habían sufrido Parkinson —Salvador Dalí y Norval Morrisseau—, dos padecieron Alzheimer —James Brooks y Willem De Kooning— y en los otros tres restantes —Marc Chagall, Pablo Picasso y Claude Monet— no constaba ningún historial médico con enfermedades neurológicas degenerativas. 

Las pinceladas de cada pintor se analizaron empleando un método conocido como análisis fractal para identificar patrones geométricos complejos, que también se ha utilizado para determinar la autenticidad de algunas obras de arte.

El objetivo era determinar si las variaciones producidas en los fractales únicos de cada artista se debían al envejecimiento o a un deterioro cognitivo experimentado por el pintor.

El estudio mostró patrones claros de variación en las dimensiones fractales de los cuadros, en las que se diferenciaban las obra de artistas que sufrían un deterioro típico de la edad de otros achacados a desórdenes neurológicos.

En el caso de Dalí, que fue diagnosticado con parkinson en 1980, cuando tenía 76 años, el análisis fractal demuestra que algo cambió en su pintura alrededor de los 50.


ASS