• Regístrate
Estás leyendo: Encuentran en la danza un espacio de inclusión
Comparte esta noticia

Encuentran en la danza un espacio de inclusión

El cuerpo de baile de Danza Aptitude apoya a personas con síndrome down para que participen en obras a través de la danza.

Publicidad
Publicidad

Marianita se resiste en participar en la dinámica, pero, tras recibir porras y aplausos de sus compañeros, se anima y avanza al centro del salón de baile.

Son 20 los jóvenes, entre los 13 y 27 años, los que conforman el cuerpo de baile de Danza Aptitude, compañía que apoya a personas con síndrome down a promover la inclusión social desde el arte.

Durante toda la semana la compañía se reunió con reconocidos coreógrafos de la localidad, quienes ofrecieron una clase a los jóvenes. Este miércoles tocó el turno a Mizraim Araujo, quien desde hace más de 20 años ha promovido la danza con pandilleros del área metropolitana.

Las sesiones forman parte del taller de verano que la compañía ofreció en sus instalaciones de Cortijo del Río, en San Pedro. Como invitados a las sesiones estuvieron los coreógrafos Wendy Alencaster, Jesús Perea y Cinthya González, así como el actor Francisco de Luna.

"Todos tenemos un objetivo en común pues tenemos proyectos sociales, que el talento está enfocado en ayudar a las personas", menciona Isela Saldaña, directora y fundadora de la asociación.

Dialogar con el cuerpo

Como asociación civil, Danza Aptitude tiene una trayectoria de 23 años en la ciudad. Entre su repertorio se incluyen piezas como El cascanueces, El Principito o Pedro y el Lobo

En el salón todo es risas, aplausos y uno que otro berrinche. La mayoría de los jóvenes participan en las dinámicas que Mizraim Araujo les pide: "imaginen que están enojados, cómo lo dirían con su cuerpo sin moverse del cuadro?", les indica.

Son múltiples las respuestas, y tras tres o cuatro ejercicios de repetición, los movimientos quedan comprendidos por los bailarines.

"La idea es que ellos cuenten sus cosas, platiquen contigo sus broncas y luego se desahoguen, pero a través del cuerpo. Es algo que vengo trabajando de años pero con estos jóvenes fue diferente", explica Araujo, coreógrafo.

Promover la inclusión

Existen prejuicios acerca la población down, algunos de ellos refieren una actitud violenta aunada a las que limitan su capacidad de aprendizaje.

Con la experiencia de trabajar con este sector de la población durante más de dos décadas, la ex bailarina del Ballet de Monterrey rechaza por completo estos prejuicios.

"No son agresivos, te siguen cuentas, te siguen estructuras, vaya cuando montamos El cascanueces con la versión original e iban al tiempo propio de la música. A la mejor es más lento el aprendizaje, pero lo que aprenden jamás olvidan", indica Isela Saldaña.

Además de ayudar a su desarrollo motriz y en su autoestima, la compañía busca que los jóvenes con síndrome down también puedan hacer una vida a través de la danza.

"Que sea como un grupo regular de danza, que ofrezcan al público sus producciones de sensibilización y que los chicos tengan un estímulo por su trabajo. Es abrirle su panorama de oportunidades porque siempre son cosas como ayudantes, cajeros u otras cosas alejadas del arte", opinó la coreógrafa.

Tras dos horas de ensayo, la sesión de este miércoles terminó. La experiencia tanto para los jóvenes y como para el maestro resultó benéfica, pues entre ambos hubo aprendizaje.

Como una forma de mostrar lo aprendido por la compañía el semestre pasado, Danza Aptitude ofrecerá una presentación el próximo domingo abierto a todo público, en el Centro Cultural Plaza Fátima, al mediodía, con acceso gratis, y la participación de Francisco de Luna.

Para mayores informes, los interesados se pueden comunicar al teléfono 818 253 1424 o enviar un correo a dirección@danzaaptitude.com, al igual que consultar la red social Facebook de la compañía.

EMB

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.