"El empresario", hilarante ópera de Mozart para toda la familia

Adaptación en español que apela a un público inteligente.
Mozart quería conectarse con todo el mundo, afirma Óscar Tapia.
Mozart quería conectarse con todo el mundo, afirma Óscar Tapia. (Mónica González)

México

Don Escrúpulos, un empresario de ópera, es ratificado en un teatro para la siguiente temporada, pero sin presupuesto. Se ve obligado a platicar con un banquero, quien le da dinero a cambio de que canten sus amantes. Los egos de las cantantes las hacen perder piso, hasta que el empresario les advierte que su compromiso es con el arte y con el público. Finalmente, todo mundo entra en razón y las aguas llegan a su cauce.

A grandes rasgos, esta es la trama de El empresario, hilarante ópera de Wolfgang Amadeus Mozart que, bajo la dirección de Óscar Tapia, se presentará en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris el próximo fin de semana. En el montaje participan Carlos Felipe López, Armando Gama, Mauricio Esquivel, Carla Muñoz y Citlali Carrillo.

Tapia decidió hacer el montaje en español y realizar algunas adecuaciones al texto a nuestra época. Sentía que, en ciertos pasajes, el libreto era un tanto anacrónico, indica en entrevista. “En una ocasión estaba reunido con unos amigos viendo una película de dibujos animados y se me hizo fascinante ver cómo su mensaje llegaba tanto a niños como adultos. Entonces se me ocurrió hacer una adaptación que repitiera el mismo mensaje de Mozart, pero en un ritmo y con un lenguaje actual. Aunque la ópera se sitúa en el Salzburgo del siglo XVIII, en esta versión hay muchas referencias a lo que sucede en México o en cualquier parte. Rompemos mucho la cuarta pared para meter a la gente en la historia”.

El director explica que con El empresario, Mozart quería conectarse con todo el mundo, algo que Tapia buscar lograr con su versión. “Adopté un esquema que ofrece cosas muy divertidas a los niños, pero también chistes que captan los niños y los papás entienden en otro contexto. Hay diferentes percepciones de las cosas para toda la familia. Queremos que la familia vaya al teatro y que disfrute la ópera”.

El propósito es atraer a todo público con un montaje de calidad, en el que se maneja el humor blanco y no la vulgaridad. “Reunir a la familia es muy importante, porque es la base para formar a los niños. En muchas ocasiones los espectáculos infantiles no son muy cuidadosos y los adultos acaban padeciéndolos. En El empresario no usamos un lenguaje simplón: apelamos a un público inteligente, que si sabe de ópera está bien, pero si jamás ha tenido relación con el género, también va a disfrutar. Hacemos un trabajo muy profesional para que cualquier persona se divierta”.

Como ejemplo, el director cuenta que una vez ofrecieron una función en Oaxtepec para un grupo de niños que jamás habían asistido a un teatro. “La ópera tiene una coreografía en cámara lenta que parece una escena de la película Matrix y los niños la disfrutaron como si estuvieran ante Iron Man, estaban fascinados. Eso enriquece el alma. Esas caras de alegría jamás me las voy a quitar de la cabeza, porque estamos haciendo un trabajo para toda la familia, honesto y comprometido”.

A través de sus montajes operísticos para toda la familia, el director busca retribuir algo a la sociedad en la que vive. “Tu alma se siente reconfortada cuando te das cuenta que le puedes dar algo a la sociedad. No venimos a dar clases de moral a nadie, pero El empresario tiene su moraleja, su punto de reflexión. El público que va a ver la ópera sale con un buen mensaje, además de entretenerse”.

Óscar Tapia también ha dirigido óperas como Rita de Donizetti y Serva padrona de Pergolesi, pero uno de sus éxitos ha sido La flauta mágica según Papageno, basada en la ópera La flauta mágica de Mozart. El montaje, que será repuesto próximamente, está pensado exclusivamente en el público infantil. Sin embargo, funciona muy bien para toda la familia, indica el director de escena. Las funciones serán el 30 y 31 de agosto en el Centro Nacional de las Artes.

 

“El empresario” se presentará en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, Donceles 36, Centro Histórico, el sábado 7 de junio a las 19:00 horas y el domingo 8 a las 17:00.