Tuvo nutrida asistencia obra sobre El Quijote

En el Teatro Guadalajara Ignacio López Tarso del IMSS.
Quijote, vencedor de sí mismo es parte de un proyecto de reactivación de teatros del IMSS.
Quijote, vencedor de sí mismo es parte de un proyecto de reactivación de teatros del IMSS. (Cortesía)

Guadalajara

“Todos me conocen o al menos dicen conocerme”, es una de las primeras frases que profiere Fernando Huerta en su papel estelar en la obra de teatro Quijote, vencedor de sí mismo. El escenario está oscuro, un libro abierto al centro y un Quijote distorsionado. Así es como nos saluda el montaje de Teatro de Ciertos Habitantes, una obra que se estrenó en el Festival Cervantino, el año pasado, y que ahora se embarca en una gira por doce teatros del IMSS de varias ciudades del país.

La dramaturgia, de Mónica Hoth y Claudio Valdés Kuri, es una nueva lectura al texto clásico. El montaje que se presentó la noche del jueves en el Teatro Guadalajara Ignacio López Tarso del IMSS, se mostró desde el inicio a un personaje empático que logró cosechar los aplausos de los asistentes.

En momentos didáctica, la obra busca acercar al espectador al personaje de un Don Quijote, autoconsciente de sus limitaciones. Al momento de presentar el pasaje de los molinos de viento, por ejemplo, el personaje de Huerta expresa “no me gusta este pasaje, es el lugar común que citan los sabihondos que no han leído mis aventuras”.

Desde que vi el libreto “quise omitir esa imagen caricaturesca que tenemos de Don Quijote como un anciano loco. Lo ponen siempre muy delgado, muy enclenque.

En realidad, al Quijote, Cervantes lo plantea como a un hombre de 50 años, pero la gente era más saludable antes. Para mí fue importante sacarlo de esa cosa caricaturesca. En realidad, lo que representa el Quijote es un personaje que es un elegido, un clown, chamánico, un personaje que plantea una realidad que va en contra de lo que la sociedad pide. Parece que es un tonto, pero es una propuesta pacifista”, comentó en entrevista el actor Fernando Huerta que compartió escenario con Xóchitl Galindres.

"Hacer el bien a todos y el mal a ninguno”, es la frase que se repite en la obra, una especie de leitmotiv del personaje. “La obra está escrita en un contexto contemporáneo. Yo, en mi caso, me conecto… desde que soy adolescente, soy activista en derechos humanos, civiles, ambientalismo… yo me conecto desde el activismo y la necesidad de toma de conciencia política”, comentó Huerta sobre la necesidad de contar con un mensaje. 

Quijote, vencedor de sí mismo es parte de un proyecto de reactivación de teatros del IMSS, la cual incluye, en su primera etapa, a doce teatros: Morelia, Aguascalientes, León, Querétaro, Guadalajara, Tijuana, Ciudad Juárez, Culiacán, Campeche, Mérida, Toluca y Zacatecas, en donde las obras seleccionadas harán gira.

"Me siento muy honrado de haber sido elegido para interpretar este personaje, pero sobre todo para reactivar los teatros del IMSS, que es la infraestructura teatral más importante de América Latina y es bien interesante ahora que estamos en un momento en que la gente está muy enojada con los gobernantes y con la forma en que los presupuestos se manejan, ver que se hace un esfuerzo por darle al teatro y a la cultura un espacio, una calidad, una proyección. Si bien tenemos el derecho de quejarnos, también es importante agradecer lo que se está haciendo bien".

Otras obras que albergará el teatro son: El Diario de Ana Frank el 7 de octubre, Imperio el 17 de noviembre y Zapato busca sapato el 19 de diciembre.

GPE