• Regístrate
Estás leyendo: El poema al lector
Comparte esta noticia
Domingo , 09.12.2018 / 16:20 Hoy

El poema al lector

ngeborg Bachmann

Publicidad
Publicidad

¿Qué es lo que nos aleja al uno del otro? Si me miro al espejo y lo interrogo, me veo puesto de revés, una escritura solitaria, y dejo de comprenderme a mí mismo. ¿Dentro de este gran frío que reina, nosotros nos habríamos fríamente dado las espaldas, a pesar de este amor insaciable del uno por el otro? Es cierto que yo te he arrojado palabras humeantes, quemadas, que dejan un sabor de mal gusto, frases cortadas u obtusas, sin resplandor. Como si intentara aguzar tu desgracia y excluirte con inteligencia de mis terrenos. Tú te acercabas a mí tan confiado, algunas veces ingenuo, exigiendo una palabra que embelleciera la verdad; tú querías alivio, y yo no tuve consideración de ti. Tampoco la melancolía es mi asunto.

Pero un amor insaciable por ti no me ha abandonado jamás y yo busco ahora en los escombros y en los aires, dentro del viento frío y bajo el sol, las palabras destinadas a ti que me arrojarían de nuevo entre tus brazos. Porque languidezco sin ti.

No soy un tejido, ninguna tela para cubrir tu desnudez, pero tengo el brillo de todas las telas, y quiero resplandecer en tu sentido y en tu espíritu como las venas de oro debajo de la tierra, y traspasarte con mi radiación, hasta que el negro incendio, tu ser mortal, se declare en ti.

Ignoro lo que esperas de mí. Respecto al canto que podrías entonar para ganar una batalla, no sirvo de nada. De los altares me verás alejarme. No soy ningún conciliador. Todos tus asuntos me dejan frío. Pero no tú. Solo tú no.

Tú eres mi uno y mi todo. ¡Qué no quisiera yo ser para ti! Me gustaría seguirte hasta tu muerte, volverme hacia ti, aún a riesgo de quedar petrificado, quisiera repicar, conmover hasta las lágrimas a los bichos que quedan y hacer que las piedras florezcan y que cada ramaje exhale su perfume.

___________________________

*Este texto fue publicado de manera póstuma en 1978 en el tomo 4 de las Werke (Obras) de Ingeborg Bachmann. Se trata de un esbozo manuscrito en que dos de sus palabras finales, anotadas aquí en cursivas, son de lectura incierta. Tomado de Ingeborg Bachmann, Toute personne qui tombe a des ailes (Poemes 1942–1967). Edición bilingüe de Françoise Rétif. París, Gallimard, 2015

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.