• Regístrate
Estás leyendo: El patrimonio que se perdió: imágenes de antes y después
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 23:20 Hoy

El patrimonio que se perdió: imágenes de antes y después

El Hotel Regis y los murales de la Secretaría de Comunicaciones y del Multifamiliar Juárez son algunas obras con valor patrimonial que se derrumbaron o dañaron con el terremoto.

Publicidad
Publicidad

Eugenia Coppel

La mañana del 19 de septiembre de 1985, la Ciudad de México tuvo incontables pérdidas materiales y humanas. Entre ellas, algunos edificios y murales de valor artístico y patrimonial.

"Muchos edificios resultaron afectados, pero afortunadamente no se perdió patrimonio muy importante", dice el arquitecto Iván Salcido. El también autor del libro El terremoto de 1985: 30 años en nuestra memoria explica que los edificios del centro histórico casi no presentaron daños por ser bajos de altura y de muros muy gruesos.

Sin embargo, otros edificios con valor sí fueron afectados. Por ejemplo, el Hotel Regis, la Secretaría de Comunicaciones y el Multifamiliar Juárez diseñado por Mario Pani.

El Hotel Regis

El enorme letrero dorado del Hotel Regis acabó entre los escombros después del sismo. Horas más tarde, el gas almacenado explotó y provocó incendios -y nuevos derrumbes- a lo largo del día. Unos 70 cadáveres se rescataron del sitio y otras decenas de huéspedes y empleados desaparecieron entre las ruinas. Lo que quedó del edificio fue demolido en noviembre de ese mismo año.

"Nunca lo conocí, pero era un edificio muy famoso en la ciudad", cuenta Salcido. "Tenía unos candiles hermosos en el lobby, que era de mármol, además de figuras de yeso en el techo y mobiliario de época. El hotel se cayó y se perdió la joya que era".

El Hotel Regis estaba ubicado en las calles Juárez y Balderas, a unos pasos de la Alameda. El edificio de estilo neoclásico fue construido entre 1908 y 1910, bajo la influencia de las formas grecorromanas. Años más tarde se agregaron pisos y un reloj en la parte más alta. También se construyó el que después sería el cine Regis. Fue uno de los hoteles de lujo favoritos para hospedarse en la década de los años 40 y 50.

(Las fotografías del Hotel Regis aparecen en el libro 'Hotel Regis: 100 años de historia y leyenda', de Daniel Gallardo).


Los murales de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte


A principios de la década de los años 50, se encomendó a un grupo de arquitectos construir la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en la calle Xola y lo que es hoy el Eje Central. Ellos, a su vez, invitaron a distintos artistas a realizar murales en el conjunto.

José Chávez Morado, Juan O’Gorman y Francisco Zúñiga hicieron obras murales y escultóricas a partir de sus interpretaciones de la identidad mexicana. Los primeros estaban hechos de mosaicos y piedras de colores. Pero con el terremoto de hace tres décadas, se derrumbaron los pisos superioresdel edificio y eso provocó importantes daños en las obras de arte.

No pasó mucho tiempo para que se realizara una reconstrucción de la Secretaría de Estado. Pero el proceso de restauración de los murales fue más lento. Aunque fue imposible recuperar algunas partes, otras todavía se pueden apreciar en la actualidad.



El Multifamiliar Juárez


El Multifamiliar Benito Juárez fue diseñado por el arquitecto Mario Pani en la década de 1950. Su idea era crear una nueva formade vivir el espacio urbano de la Ciudad de México, siguiendo el ejemplo de Le Corbusier y su “Ciudad Radiante”. El conjunto habitacional al sur de la colonia Roma fue inaugurado en septiembre de 1952, con 19 edificios y 984 departamentos para 3 mil personas.

El pintor y escultor de origen guatemalteco, Carlos Mérida, fue uno de los encargados de poner el toque artístico al espacio. Sus murales en el multifamiliar se centraron en leyendas mesoamericanas acerca del origen del mundo. Las obras fueron emplazadas en fachadas, escaleras y azoteas.

Lamentablemente, la mayor parte de esos murales se perdieron con los sismos de 1985. “Como estaban tan integrados a las fachadas de los edificios, fue muy difícil rescatarlos”, explica Salcido: “Los edificios no valían gran cosa, pero los murales eran una joya”.



A principios de la década de los años 50, se encomendó a un grupo de arquitectos construir la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en la calle Xola y lo que es hoy el Eje Central. Ellos, a su vez, invitaron a distintos artistas a realizar murales en el conjunto.


José Chávez Morado, Juan O’Gorman y Francisco Zúñiga hicieron obras murales y escultóricas a partir de sus interpretaciones de la identidad mexicana. Los primeros estaban hechos de mosaicos y piedras de colores. Pero con el terremoto de hace tres décadas, se derrumbaron los pisos superiores del edificio y esto provocó importantes daños en las obras de arte.


No pasó mucho tiempo para que se realizara una reconstrucción de la Secretaría de Estado. Pero el proceso de restauración de los murales fue más lento. Aunque fue imposible recuperar algunas partes, otras todavía se pueden apreciar en la actualidad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.