• Regístrate
Estás leyendo: “El mundo está mejor”: Mario Vargas Llosa
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 17:30 Hoy

“El mundo está mejor”: Mario Vargas Llosa

En un encuentro en Madrid, dijo que la corrupción es un peligro para las instituciones porque aumenta el desencanto social hacia las autoridades.

Publicidad
Publicidad

De Mario Vargas Llosa se ha hablado mucho en los últimos meses y no precisamente por su último libro, Cinco esquinas, sino porque celebra sus 80 años de manera intensa y con un extraordinario eco mediático debido a su relación sentimental con Isabel Preysler.

Varios cronistas españoles aseguran que la cena de gala de la noche del lunes en el hotel Villamagna es un festejo como no se veía desde hace décadas en Madrid. La capital de España se conjuró para celebrar al escritor peruano. La velada fue organizada por la Fundación Internacional para la Libertad y la cátedra Mario Vargas Llosa

"Estoy inmensamente agradecido con todos los presentes por estar aquí por mi cumpleaños. Todos ellos amigos. Cumplir 80 años no tiene ningún mérito, pero sí es un buen momento para mirar atrás. Y cuando yo lo hago me encuentro muchas historias", les dijo a los invitados.

Allí estuvieron, entre otros, el nobel Orhan Pamuk; los ex mandatarios Felipe González, José María Aznar, Luis Alberto Lacalle, Sebastián Piñera y Andrés Pastrana; también acudieron los padres del opositor venezolano Leopoldo López.

El literato se ha declarado incómodo por haber perdido mucha de su intimidad debido a su relación con Preysler, pero ha subrayado que ha hecho una fuerte apuesta por el amor, por "estar" y "sentirse vivo", algo que últimamente le ha hecho ser noticia más allá de la literatura y la política.

Menos cosas malas

Esa no fue la única celebración del cumpleaños del nobel, y es que la Casa de América acogió desde ayer y hasta hoy el seminario Mario Vargas Llosa: cultura, ideas y libertad.

Al inaugurar el encuentro, tras las palabras de Mariano Rajoy, presidente de España (quien lo llamó "héroe de la libertad" y destacó que "aunque nació en el siglo XX, es un pensador fundamental para el siglo XXI"), Vargas Llosa consideró que el mundo está mejor ahora que en los últimos 30 años, y volvió a insistir en que el problema del narcotráfico se acabaría con la legalización de las drogas.

"Cuando comparamos todo lo que ocurre en nuestros días con lo que pasaba hace 20 o 30 años en Europa, América Latina y el resto del mundo, hay razones para el optimismo: el mundo está mejor. Aunque anden en él muchas cosas mal, la verdad que hay muchas menos cosas malas que en el pasado", expresó.

Sobre el narcotráfico, el nobel reiteró que "algunos creemos que mientras no venga la legalización (de las drogas) ese problema no se resolverá. Otros no lo creen así y piensan que la legalización sería más contraproducente. Sobre eso no estamos de acuerdo los liberales, los demócratas".

Acerca del tema del terrorismo el escritor señaló que "golpea de manera inmisericorde, implacable, llena de sangre a las ciudades de Europa, África y América Latina". Precisamente de este último continente criticó a Cuba, a la que calificó una "caricatura de país" debido a su "dictadura anacrónica", al igual que a Corea del Norte.

"Tenemos muchas menos dictaduras militares, prácticamente han desaparecido; queda una anacrónica, como es el caso de Cuba, una dictadura que parece empezar a desmoronarse desde estos acuerdos (con Estados Unidos), que han despertado tantas ilusiones en los cubanos. Las viejas convicciones que sostenían a la Revolución cubana hoy día no pueden tenerse en pie. Nadie seriamente informado puede creer que el marxismo-leninismo es la solución para los problemas económicos y sociales de un país", expresó.

Añadió: "Hemos visto como el comunismo se ha desmoronado en la Unión Soviética y China, y vemos que los únicos representantes en nuestros días de aquella anacrónica ideología, Cuba y Corea del Norte, son dos caricaturas de países aislados de la modernidad".

Asimismo, el literato señaló que el mundo padece problemas como la corrupción, que "afecta por igual a ricos y pobres, a democracias avanzadas o primerizas. Es un peligro para las instituciones, tiene muchos efectos nocivos".

Entre esas consecuencias comentó que crece el desencanto social hacia las autoridades al ver cómo persiste este problema que crea impunidad, lo que aprovechan algunos en sistemas democráticos para enriquecerse.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.