• Regístrate
Estás leyendo: El libro que puede matarte, literalmente, si lo lees
Comparte esta noticia

El libro que puede matarte, literalmente, si lo lees

‘Sombras de las paredes de la muerte’ se publicó en 1874 y puede literalmente matar a quien lo toque; actualmente solo existen cuatro copias que están bien resguardadas, los demás fueron destruidos.
Publicidad
Publicidad

Cuántos libros no hemos leído que nos ‘matan’ emocionalmente por sus historias, pero basta con cerrarlos para recuperarnos y seguir adelante, ¿no?

Pero existe uno, ‘Sombras de las paredes de la muerte’, que fue escrito por Robert Kedzie y publicado en 1874 que, literalmente, podría matar a quien lo toque.

El libro es un ensayo sobre papeles venenosos. Su autor lo escribió basándose en su preocupación por el uso generalizado de los pigmentos arsenicales en las paredes empapeladas de los hogares de aquella época.

Para escribirlo, Robert Kedzie analizó varios casos, uno de ellos es el de una niña de 9 meses de edad cuya habitación estaba tapizada y su salud fue empeorando, sólo mejoraba si sus padres se la llevaban de casa por varias semanas, pero al volver empeoraba.


Por eso, en el libro incluyó 86 muestras de papel tapiz con altos niveles de arsénico con la intención de informar a los lectores de la alta peligrosidad que conllevaba ingerir este material.

Pero en ese entonces nadie se percató que también podía ser letal en cualquiera de sus formas.

En el prefacio, Robert Kedzie explica que el arsénico puede afectar de forma crónica, repentina o lenta y da 86 buenas razones para no comprar papel tapiz con este químico.

El escritor hizo 100 copias y las mandó a las bibliotecas de Michigan, pero la mayoría se deshizo de él para evitar muertes inocentes.

Sin embargo cuatro ejemplares se guardaron dada la relevancia de la investigación para la sociedad.


Uno está guardado en la Universidad de Michigan y el otro en la sección de ‘colecciones especiales’ de la biblioteca de la Universidad Estatal de esa entidad americana, que lo mantiene sellado en un contenedor.

En Harvard y la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos están los otros libros, que para poder hojearlos se deben usar guantes protectores especiales y evitar cualquier contacto con la piel.


JCH


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.