• Regístrate
Estás leyendo: “El gusto por los toros es una cuestión de libertad”
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 10:34 Hoy

“El gusto por los toros es una cuestión de libertad”

Hoy llega a su fin la temporada de toros de la Plaza Nuevo Progreso. Marcos García Vivanco y Marcos García Villaseñor, ganaderos de algunos de los hierros de San Mateo, San Marcos y San Lucas comparten algo de su experiencia.


Publicidad
Publicidad

Paulina Cota

Poseedores de algunos de los hierros de más tradición en Occidente, Marcos García Villaseñor y Marcos García Vivanco ofrecen algunas opiniones generales acerca de la fiesta brava.

Criar toros de lidia puede parecer fácil.

Vivanco. No es tanto. Es una tradición que implica mucho tiempo, dinero y esfuerzo, sobre todo en una ganadería como la de nosotros que tiene tanta historia.

Villaseñor. Es una pasión más que cualquier otra cosa, porque de las 280 ganaderías que existen en el país yo creo que no llegan a diez las que son autosuficientes, y solo lo consiguen por que logran vender pie de cría. En el mercado hay demasiada competencia y los precios se han mantenido muy bajos desde hace 15 años. Como ganadería tienes que realizar varias actividades que te permitan subsanar la cría de toros de lidia.

La vida de un toro que finaliza en el ruedo.

Vivanco. El tiempo de vida de un ganado bravo es mucho más largo, los potreros son mucho más extensos y son más libres. En un ganado de carne son potreros muy controlados, muy chicos. Las crías del ganado bravo pueden llegar a vivir hasta cuatro años y el ganado manso termina antes en la carnicería.

Digamos que el toro de lidia tiene una vida más plena.

Villaseñor. Es mucho mejor por dos aspectos. En primer lugar el aspecto sanitario que va de la mano con muy buena alimentación desde que nacen. Son la única especie de bovinos que si su comportamiento en el ruedo es muy bueno se logra que les perdone la vida, entonces pasan a ser sementales de un grupo de vacas. Además, viven en ranchos en ambiente y zonas verdes con muy buena ventilación y condiciones de salubridad.

Las ganaderías tienen un calendario

Vivanco. Noviembre es la época de ferias. En marzo aproximadamente se hace el destete y al mismo tiempo se hace el herraje, después en agosto se sueltan los sementales, porque solo están seis meses con la vacas y en noviembre empiezan las tientas hasta marzo ese es básicamente el calendario.

Villaseñor. Es variable. Lo que agregaría es que la tienta de hembras es una especie de corrida donde se les torea con el capote y se les llevan a que las piquen y una vez picadas se les torea con la muleta. De acuerdo a la calificación que los ganaderos le damos en su comportamiento con el caballo y con la muleta se decide si la vaca se queda para seguir reproduciéndose o se manda al rastro. En el caso de los machos, no se tientan, solo se eligen para una u otra plaza de acuerdo a su familia o genotipo.

¿Cómo se mantiene una ganadería de toros de lidia sin morir en el intento?

Vivanco. Se necesita tener un equipo que incluye un nutriólogo, un médico veterinario, un ingeniero agrónomo en caso de que hagas siembras y buenos colegas que te comparten su experiencia. Hay buenos libros sobre la cría de los toros de lidia también.

Villaseñor. Lo primero que debe saber son los antecedentes de la calidad de los productos que tiene la madre y del padre. Hay que saber darse cuenta de lo que hacen los animales, desde el momento de herrarlos ya desde ahí se puede ver cómo será su comportamiento en la plaza.

Diferencias entre toros de España y México

Vivanco. En España hay más variedad de castas, aquí en México nada más esta la casta San Mateo y recientemente se trajo ganado español hace unos 20 o 25 años la mayoría es vía Domecq o Pardavé, pero todos son dentro de la misma raza de lidia. Hay una diferencia importante en el genotipo físico, el toro español es más voluminoso, más alto, incluso hasta con los cuernos más grandes. El ganado mexicano viene de El Marqués de Saltillo, San Mateo que era una raza un poco más compacta.

Villaseñor. En México no hay toros que lleguen a pesar 550 o 600 kilos que es muy grande, porque en España la calidad de los pastos, la alimentación y la genética de más de un siglo da otro tamaño. Eso no significa que sean mejores, en lo personal pienso que en México tenemos más bravura que en España. La bravura se mide conforme al comportamiento del toro en el caballo y la pica. La pica de toros de España es igual o más chica que la de novillos en México, lo que quiere decir que la puya que usamos en México es más grande, entonces si los toros la resisten quiere decir que hay más bravura. Los toreros españoles que vienen a México sí piden ganaderías mexicanas que tengan más estilo que bravura para que no les den problemas y puedan torear más cómodos.

La Fiesta Brava y sus detractores

Vivanco. Quienes critican la fiesta brava al defender al toro de lidia abogan por su destrucción, ya que al no haber corridas de toros nadie criaría un ganado de lidia. Es una incongruencia muy grande. Además, así como existe una libertad de culto y religiones hay una libertad de gustos de espectáculos. El gusto por los toros es una cuestión de libertad.

Villaseñor. Les pido libertad, si a ellos no les gusta que se abstengan de ir.

GPE

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.