• Regístrate
Estás leyendo: El gobierno no puede atender a los niños genio: Almazán
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 15:44 Hoy

El gobierno no puede atender a los niños genio: Almazán

Los políticos “todavía tienen que resolver asuntos con la educación tradicional, ¿cómo vamos a querer poner en su responsabilidad a los alumnos sobredotados?”, opina directivo del Cedat.

Publicidad
Publicidad

Iván Téllez

Andrew Almazán, un joven que a sus 21 años es psicólogo, cirujano y tiene un doctorado en innovación educativa, señaló que "el gobierno no puede dar atención a los niños sobredotados, todavía tienen que resolver asuntos con la educación tradicional, ¿cómo vamos a querer poner en su responsabilidad a los niños genio?".

El director del área de Investigación y Psicología del Centro de Atención al Talento (Cedat) acotó que "quizá en un futuro sí se pueda, pero esta generación se va a perder en lo que se hace algo y, mientras más pasa el tiempo, más disminuye el número de niños genios. México hoy tiene menos que hace 20 o 30 años".

Enseñanza diferente

En el contexto del primer Congreso Internacional de Sobredotación Intelectual, realizado por el Cedat y el Tecnológico de Monterrey, Almazán explicó que hay grandes diferencias entre el estudio promedio en México y el que llevan los niños con capacidades intelectuales superiores, quienes cursan alrededor de 2 mil horas al año.

En el sistema de enseñanza para los niños con una inteligencia promedio las horas son aproximadamente 500 y "desgraciadamente muchos alumnos se quejan de que los ponen a estudiar demasiado, o porque quieren estudiar menos. En México el aprendizaje lo ven como un estigma, una limitante para no poder salir con la novia o hacer algo social", opinó el joven.

"No se ha visto que el estudiante exija más horas, quizá más calidad, pero no más horas", abundó Almazán Anaya en entrevista con MILENIO, tras opinar que probablemente eso pasa porque la cultura que tiene el país es de "menos esfuerzo intelectual" y se busca estudiar lo menos posible a fin de pasar un examen o trabajar lo mínimo para conservar el empleo.

"Si les dieran más horas de estudio (a los alumnos promedio) habría problemas con los estudiantes y con los papás, además de con los profesores, porque les darían más horas de trabajo", subrayó.

Para que ese sistema no afecte a los niños genio, apuntó Almazán, se debe permitir que los sobredotados tengan un programa de estudios aparte de los normales, porque "quererle subir horas a los estudiantes promedio no funciona; pero con los menores con coeficiente intelectual alto sí, son minoría y están más abiertos ellos y sus padres", aseguró.

¿Y los pobres?

En el mismo congreso Víctor Quiroz, director de política pública de la consultora Laboratorio de Crecimiento, arguyó que para los niños genio que no tienen recursos sí se necesita la intervención del gobierno, porque "es un tema de política pública que no tiene que ver solo con dar becas... ese dinero siempre es insuficiente".

El maestro en política pública por la Universidad de Harvard recalcó en entrevista que "ese tipo de tratamientos y apoyos quien con más facilidad lo puede dar es el sector público" y "las instituciones que cobran como el Cedat no lo pueden hacer porque son una empresa privada, por ello el gobierno debe detectarlos y conducirlos a las universidades", abundó Quiroz.

"Las becas van a ayudar, pero hay un millón de niños genio, ¿dónde estudiarán?, ¿en el Cedat? Va a ser difícil darle tantos millones de pesos a esa institución para ayudar a esta cantidad de menores... para ello es mejor reformar ciertas clases dentro del sistema educativo", subrayó.

Almazán resaltó que las autoridades educativas muestran interés en los niños genio, ya que en el encuentro "nos acompañó Alejandro Pérez Corso, coordinador de órganos desconcentrados del sector paraestatal de la Secretaría de Educación Pública, eso dice que tenemos una consideración y un respaldo".

Pero Quiroz opinó que las autoridades no se involucran, pues aunque el funcionario federal asistió, "ni siquiera habló, fue muy difícil ver la postura del gobierno federal y no tienen un programa que aborde este tema".

No obstante, reconoció el egresado de Harvard, "fue un gran logro del Cedat traer a esta persona (Pérez Corzo) y demuestra que el gobierno tiene el interés para empezar este tipo de pláticas".

Quiroz concluyó que, desde su punto de vista, "el gobierno tiene tantos problemas en el sector que no lo dejan pensar en este tipo de programas; además de que son polémicos, porque ¿cómo se va a decir que se le va a dar más a un niño que es sobredotado?", concluyó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.