• Regístrate
Estás leyendo: El FCE rinde homenaje a seis escritores centenarios
Comparte esta noticia

El FCE rinde homenaje a seis escritores centenarios

La editorial entrega reconocimientos a familiares de José Luis Martínez, Juan José Arreola, Alí Chumacero, Pita Amor, Emma Godoy y Jorge González Durán.
Publicidad
Publicidad

El Fondo de Cultura Económica (FCE) rindió homenaje a seis escritores que en 2018 habrían cumplido 100 años, entre ellos Juan José Arreola, Alí Chumacero, José Luis Martínez, Pita Amor, Emma Godoy y Jorge González Durán.

La institución encabezada por José Carreño Carlón organizó una comida con familiares y allegados de dichos autores, a quienes entregó un reconocimiento por la contribución a la cultura nacional.

En el caso de José Luis Martínez, señaló que es inevitable recordarlo por la capacidad que mostró para reestructurar financieramente al FCE y darle viabilidad editorial de largo plazo.

En la ceremonia, el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Otto Granados Roldán, felicitó a Carreño Carlón por su “estupenda gestión” al frente de la editorial del Estado mexicano.

Sobre los autores homenajeados, señaló si “es válido preguntarse si esta generación notable nacida en 1918 enriqueció la historia de la literatura mexicana y el catálogo del FCE, o si fue éste el que les dio cobijo editorial y la atmósfera intelectual apropiada” para destacar.

“Da lo mismo: lo relevante es que hoy podemos seguir leyendo y disfrutando el trabajo de estos seis autores”, indicó el funcionario.

Al recordar a Chumacero, Carreño Carlón apuntó que tuvo el gran privilegio de ser editor del FCE en la época en que despuntaban Juan Rulfo, Carlos Fuentes y Rosario Castellanos, entre otros.

A Pita Amor la identificó como “una de las mujeres más libres del siglo pasado en todos los sentidos”, además de que la institución editó este año un facsimilar de su poemario Décimas a Dios y su novela Yo soy mi casa.

Sobre Emma Godoy, recordó que hace 50 años el FCE publicó Sombras de magia con un dibujo en portada de Leonora Carrington, mientras que en 2005 editó su antología Cuentos del mundo. Asimismo, este año abrió una sucursal con su nombre en Irapuato.

En el caso de Jorge González Durán, Carreño Carlón detalló: “Es un autor muy querido en nuestra casa editorial; a principios de los 60 colaboró en el área internacional y en 1988 publicó su título Desareno, precedido de Ante el polvo y la muerte.

Sobre Arreola, recordó que comenzó a trabajar como traductor y corrector de pruebas en el FCE en 1946, mientras que en 1952 publicó Confabulario.

Anunció que ante las demandas de los lectores, y como un tributo en su centenario, el FCE recuperó la tradición iniciada por José Luis Martínez y relanzó en formato electrónico la colección Revistas Literarias.

Se trata de publicaciones aparecidas en México en la primera mitad del siglo XX. “Ya están en línea los primeros 27 títulos y en breve estará disponible la totalidad de este acervo, es decir, 52 títulos”.

APORTACIÓN DEL FONDO

El titular de la SEP recordó que el FCE nació en 1934, un periodo posrevolucionario convulso, en el que México aún no se había consolidado como país y cuyo discurso oficial “estaba envuelto entre el lábaro patrio, la mitología heroica, el nacionalismo y la desconfianza”.

“En ese contexto, los precursores del FCE vieron la necesidad de impulsar nuevas disciplinas académicas, más allá de los libros de economía iniciales, para apostar por áreas como sociología, política, historia, derecho, antropología, arte y literatura”.

El secretario de Educación también destacó la “tradición histórica, moral y política del asilo” practicada por el FCE, lo que permitió a la institución y al país beneficiarse de miles de españoles exiliados tras la Guerra Civil.

Comentó que Daniel Cosío Villegas amplió los horizontes del FCE hacia Hispanoamérica con la apertura de la sucursal del FCE en Buenos Aires (1944), Santiago de Chile (1954) y Madrid (1965).

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.