• Regístrate
Estás leyendo: El comunismo, una historia llena de terror y miserias
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 15:11 Hoy

El comunismo, una historia llena de terror y miserias

Federico Jiménez Losantos publica un recuento de Lenin hasta Podemos; el libro del escritor español sobre el siglo que cumple ese régimen, fue publicado a principios de 2018 y hasta la fecha lleva 12 ediciones.
Publicidad
Publicidad

Cuando Federico Jiménez Losantos decidió escribir el libro Memoria del comunismo, lo hizo pensando en gente cercana a él que seguía creyendo en esa ideología como una opción política, sin tomar en cuenta que en la práctica había dejado más hechos negativos que positivos, así como millones de víctimas.

“Lo fundamental del comunismo”, asegura el investigador español, “es recordar a sus víctimas, no olvidarnos de lo que está pasando en China, en Rusia, en Cuba, en Corea del Norte o en Venezuela. Yo no sé lo que va a pasar en México con López Obrador, pero todo lo que se acerca al comunismo al final no puede ser más que miseria y víctimas”.

Es una historia publicada a principios de 2018 y que hasta la fecha lleva 12 ediciones, lo que de muchas maneras refleja la importancia del comunismo a más de 100 años de la Revolución rusa, pero que aún cuenta con muchos seguidores en distintas partes del mundo.

“Me di cuenta que mis hijos nacieron cuando el muro de Berlín había caído, y no tienen ni idea de lo que ha sido el comunismo en la historia, ni siquiera en España. Por eso me pregunté qué estaba pasando en ese país para que, después de 100 años y 100 millones de muertos, el comunismo tuviera tanta fuerza”.

El problema es que no hay información, ni siquiera de los que han conocido al comunismo, en su caso desde España. Jiménez Losantos reconoce haber estado cerca del Partido Comunista, pero sin ser militante, simplemente porque perdió la fe en Dios y empezó a creer en lo más cercano que tenía, que era la salvación de la humanidad: “Lo más cercano para salvar al mundo y, de paso, salvarse a uno mismo, era el comunismo.

“Por ello asumí que debía explicar los orígenes reales del comunismo: quiénes fueron Marx y Bakunin, cómo se construye esa ideología, a pesar de tener una marca tan mortífera, y cuál es también el atractivo que sigue teniendo, que básicamente se sustenta en la mentira y en el terror, y en un aparato de propaganda extraordinario, como no ha habido en la historia de la humanidad”.

CONTRA LA PROPIEDAD PRIVADA

Memoria del comunismo. De Lenin a Podemos (Esfera de Libros, 2018) busca explicar la naturaleza real de esa doctrina, sus raíces filosóficas y políticas, los errores habituales sobre su historia y el hecho más terrible, según Jiménez Losantos: que un siglo y 100 millones de muertos después siga siendo una ideología respetada.

“¿Cuál es la naturaleza del comunismo para despertar tanto interés, como una especie de religión laica? ¿Cómo se llegó a consolidar esa ideología? Esas son algunas de las preguntas que me he hecho, y me doy cuenta de que, básicamente, se debe a que se ha dedicado a arreglar problemas complejos de una manera muy simple: decía que si se acaba la propiedad se acaba con cualquier forma de sufrimiento humano, porque ello está en la propiedad privada”.

Sin embargo, para el escritor y periodista español, lo que ha constatado la historia del comunismo es que no se puede acabar con la propiedad privada bajo el imperio de la ley sin liquidar la libertad: “Cuando se acaba con la propiedad es cuando empiezan realmente los problemas.

“Ninguna dictadura, ni las de derecha, han sido tan mortíferas como las comunistas, sobre todo continúan ahí y tienen un prestigio entre una serie de personas, no de trabajadores. Es una ideología de profesores, de periodistas, de trabajadores sociales, nunca de gente que realmente trabaja para vivir con su propiedad, con sus ahorros”, asegura el autor.

Desde su perspectiva, en la actualidad se vive un auge de neocomunismo bajo la capa del populismo, cuya figura más clara es la presencia de la imagen del Che Guevara en las camisetas de los jóvenes. Pero en el fondo se trata de otra careta que se pone el comunismo: “Lo único que se puede rescatar de allí es la memoria de las víctimas, la gente que lo ha padecido y ha dejado testimonios extraordinarios, como El archipiélago Gulag”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.