• Regístrate
Estás leyendo: El arte, incomprensible sin conocerse: Demián Flores
Comparte esta noticia
Domingo , 09.12.2018 / 21:00 Hoy

El arte, incomprensible sin conocerse: Demián Flores

El creador plástico oaxaqueño exhibe en Tijuana una retrospectiva en la que resume buena parte de sus más de 20 años de carrera.

Publicidad
Publicidad

El artista oaxaqueño Demián Flores presentará su más reciente exposición, Gigantes, el próximo 11 de octubre en el Cubo del Centro Cultural Tijuana (Cecut), la cual concluirá en febrero del próximo año. Es una revisión de sus más de 20 años de trayectoria artística enfocada a sus obras de gran formato, muchas de las cuales, tras ser expuestas por primera vez, no habían vuelto a presentarse al público hasta ahora.

¿En qué consiste Gigantes?

Es una revisión de mi trabajo realizada por el curador Fernando Gálvez, y está conformada por piezas de gran formato, cuya mayoría pertenece a colecciones privadas y de museos. Lo que hizo Fernando fue tejer una línea en la que incidiera el concepto de amplitud tanto a nivel de formato como reflexivo. Cuenta con aproximadamente 30 piezas, entre ellas murales de 2 por 8 m, gráficas monumentales, objetos como una carreta tallada en oro de 23.5 quilates y un automóvil intervenido. El hilo que une todo es un par de dibujos de 1994 que abordan el tema de los binigulaza, “una leyenda de mi pueblo de Juchitán”.

¿Qué temas aborda?

Las que pertenecen al MUAC son una parte mucho más apegada a la cultura de Juchitán; son imágenes muy metidas en el mito, tratar de reinterpretarlo y hacer uno nuevo; se conectan con la tradición estética y cultural juchiteca. Éstas para mí fueron en ese momento una forma de entenderme. Hay otras, como una que presenté hace dos años en Lisboa, Imperio, narrativa que gira en torno a un cuestionamiento sobre el imperio y el sometimiento que tiene Estados Unidos sobre México.

¿Qué exploras en tu obra?

Mi trabajo tiene que ver con intentar crear una línea delgada entre las realidades que se yuxtaponen en un país como este. En algún momento te comenté que para mí el arte es un reflejo de lo que uno es; no se puede entender el arte sin un proceso de autoconocimiento. Mi trabajo es tratar de comprenderme desde una posición que a mí me tocó vivir relacionada con una especie de mestizaje contemporáneo: cómo una persona puede vivir como una especie de bisagra entre muchas realidades, particularmente entre el mundo zapoteco y el urbano global.

¿México reniega de este mestizaje cultural?

Hay una crítica a lo que nos han tratado de imponer como un México único. Para mí existen muchos México, muchas identidades, simplemente es un país donde se hablan 69 lenguas y 365 variantes, y te habla de esta multiculturalidad. Por ello mi trabajo habla de estos cruces que se dan entre estas realidades y cómo yo me sitúo frente a eso, pues aunque vengo de una cultura muy definida y arraigada como la zapoteca, me interesa verme a mí mismo en ese proceso de desplazamiento.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.