• Regístrate
Estás leyendo: El arte del 'Body Paint'
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 14:27 Hoy

El arte del 'Body Paint'

El color desde los poros hasta la catarsis.

Publicidad
Publicidad

El cuerpo es templo del espíritu, del alma, de la sabiduría, del ser, pero más que una disyuntiva religiosa, espiritual o psicológica, es un hecho que la conceptualización de esta herramienta humana no se limita a funciones básicas o motrices. Trasciende tanto como el poseedor así lo requiera.

El concepto de "body paint", en su forma artística se trata quizá de una experimentación que mezcla humanidad y color.

Pinceladas que van más allá del frío lienzo tocando la sensualidad dérmica, erizando emociones, sentimientos, elevando espíritus en una especie de catarsis que hace visible los deseos escondidos.[OBJECT]

Sergio Eduardo Castrillón Ruiz, se considera un artista que va más allá del llamado "pop art", su trabajo desde los 17 años (hoy tiene 24), le ha llevado a experimentar distintas disciplinas y hoy su ejercicio pictórico lo denomina "realismo espontáneo".

La emoción le afloraba al ver a personajes de superhéroes pintados en cuerpos de fanáticos, las formas, los fondos, los volúmenes, todo logrado con pinceladas de color teniendo como principal lienzo la dermis humana.

De acuerdo al sitio bodypaint.com, Body Paint (pintura corporal) es un tipo de pintura artística realizada sobre la piel. Tiene distintas variedades, como el face paint (decorar la cara) o el hand paint (decorar las manos).

"Es una de las primeras formas de expresión artística que existen. Ya en la Prehistoria, los hombres descubrieron que existían elementos en la naturaleza (tierra, carbón, tiza, sangre, etc) cuyo color podían aplicar al cuerpo con distintos fines, como pinturas de guerra, impresionar al enemigo, en ceremonias, para reconocer a los miembros de su tribu, o como símbolo de protección".

La aplicación que Castrillón Ruiz da a su arte, que se da luego de realizar exposiciones, decidió ir más allá, utilizando el cuerpo humano para plasmarlo de color.

Fue así que desarrolló el proyecto denominado "Sintiendo el arte hasta los poros", donde el acrílico se tornó su principal herramienta y el cuerpo su lienzo elemental.

El espacio puede no encontrar nivel de trascendencia, la o el modelo entra en una íntima comunicación con el artista para que fluyan las ideas, los motivos, concretando la fórmula que logre la magia de la imagen final. Alcanzar la compenetración es fundamental.

Un bastidor de grandes dimensiones será el fondo que interactúa con el humano, con la personal, el o la modelo en cuestión.

Puede estar sentado, de pie, con guitarra, con sombrero, leyendo un libro, como se deseé. Quizá la primer pincelada sea en la ropa que lleve puesta la persona o el artista prefiera ir directamente a la piel que de inmediato reacciona ante el roce del pincel y la pintura de acrílico.

"No tengo ni idea de cuál será el resultado final, pero si cada vez que pienso en pintura me eleva el espíritu, también tiene que darse con la persona".

Una pintura tradicional en un bastidor le llega a demorar hasta cuatro días en lograr la pintura. Pero en lo que llama, "un lienzo humano", la pigmentación del cuerpo no debe pasar más de 50 minutos, el modelo no puede durar tanto tiempo con la pintura. Y menos cuando se tiene público que esté presenciando el performance.

Las pinceladas van sobre ropa, piel, cabello, rostro, manos, pies, orejas, toda la humanidad multicolor como parte de una nueva obra que quedará plasmada en video o en fotografía.

"Se sabe que la persona está sintiendo una distinción sobre el arte, una experiencia muy personal, y al ver el resultado. Las personas quieren reflejar destreza, fortaleza, felicidad, para lo cual tengo ya definido ciertos colores vinculados con los sentimientos y emociones".

Otros sitios web señalan que el body paint, al igual que una pintura puede hacer una pared más hermosa o un cuarto más bello, la pintura corporal puede resaltar los atributos físicos de una persona.

Algunas mujeres pueden querer lucir una flor en su torso, para así poder mostrar su espalda con un vestido revelador.

De todas maneras, hay muchas y más complejas razones por las que proliferó esta práctica. Algunas son culturales, políticas o espirituales.

El arte corporal puede ser utilizado también para declarar formas de pensamiento y de esta manera, puede compararse al body painting con los graffitis en la pared, que sentencian formas de pensar y ver el mundo, aunque el trabajo del lagunero va más allá de una simple pigmentación corporal.

Son 7 los trabajos de "body paint" que Castrillón Ruiz ha realizado, su único objetivo es lograr transmitir su filosofía, de que toda persona que desarrolle una profesión, logre generar una idea y la pueda llevar a la realidad.

Sentimiento de fortaleza, seguridad personal, libertad, mostrar que una persona es segura y libre, son los valores que sus modelos le han pedido que plasme en sus imágenes, sirviendo su performance como una sala de reflexión casi terapéutica que permite la catarsis.[OBJECT]

Tras la foto o el video, las personas son ellas mismas, pero es allí donde se conjunta la emoción de verse en otra dimensión, en un nivel inesperado incluso para el propio artista.

Las personas se vuelven guerreras, valerosas, incluso adquieren niveles sobre humanos, se ven emprendedores, capaces de vivir el mundo, se tornan héroes que van más allá de los cómics, o líderes musicales.

Una realidad efímera que evade la propia por unos instantes. Alcanzan cielos que tal vez en su realidad personal no podrán alcanzar o mejor aún, los haga ser mejores seres humanos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.