Más de 130 editoriales participarán en la FILIJ

Del 8 al 18 de noviembre se llevará a cabo la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil.
Se contará con una Bebeteca para niños menores de 4 años.
Se contará con una Bebeteca para niños menores de 4 años. (Especial)

México

El pasado martes fue asesinado en la delegación Tlalpan un niño que apenas había cumplido 15 años; un celular y un par de tenis fueron el motivo de los agresores para quitarle la vida. Situaciones como esa suceden diario en el país: entre asaltos, secuestros, violencia intrafamiliar y bullying, niños y jóvenes sigue siendo un sector vulnerable para la delincuencia y para quienes afectan su desarrollo.

Sin embargo, existen propuestas que apuestan por un cambio social a través de la cultura, como es el caso de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ), cuya edición 33 se llevará a cabo del 8 al 18 de noviembre en el Centro Nacional de las Artes (Cenart).

En conferencia de prensa, el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, afirmó que “esta feria se ha convertido en la más importante en su género en América Latina. Es la segunda feria mexicana, después de la de Guadalajara, que ofrece una amplísima gama de sellos en sus respectivos temas”.

Una de las partes más sobresalientes de la FILIJ —que este año contará con la participación de más de 130 editoriales— es el Seminario Internacional de Fomento a la Lectura, que por primera ocasión se transmitirá en streaming hacia la Biblioteca Vasconcelos y la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Después de 16 años de haber sido instaurado, en esta edición el seminario se ocupa de la recomposición del tejido social, “porque estamos convencidos de que desde la lectura se salvan muchas vidas”, dijo Ricardo Cayuela Gally, director general de Publicaciones de Conaculta.

Desde hace 18 años la FILIJ se instaló en el Cenart, lugar que “gracias a la capacidad de sus espacios se ha convertido en un sitio natural para poder convocar a padres de familia, niños y jóvenes que asisten a ésta”, comentó el titular de Conaculta.

La feria no se limitará solo a mostrar los libros, sino que hay talleres que complementan el tema de la palabra escrita en el ámbito infantil y juvenil. Tal es el caso de la Bebeteca, la cual duplicará esfuerzos este año para ofrecer alrededor de 200 sesiones para niños hasta de cuatro años.

Uno de los propósitos principales del encuentro es familiarizar a los pequeños con autores de nuestra lengua, por lo que este año se rendirá homenaje tanto a Mireya Cueto —fallecida en abril pasado— con escenificaciones de sus obras para títeres, como a Jorge Ibargüengoitia, a quien con motivo de su 30 aniversario luctuoso estará dedicado el tema principal de las salas de Fomento a la Lectura; además, se hará una edición especial de su libro Sálvese quien pueda, con un tiraje de 50 mil ejemplares que serán regalados.

Tovar y de Teresa mencionó que se espera la asistencia de entre 350 mil y 400 mil personas, que encontrarán en esta feria “un semillero de amor y pasión por la letra escrita como medio absolutamente insustituible como transmisión de la cultura”; también dijo que se podrá disfrutar cerca de 120 presentaciones de libros y revistas, además de que habrá un espacio destinado a la firma de libros.

Este año también se cuenta con la participación de la Compañía Nacional de Teatro de Costa Rica, que presentará el montaje de 20 mil leguas de viaje submarino, de Julio Verne, lo que se logró gracias a la presencia de México como país invitado a la Feria Internacional del Libro de Costa Rica.

También habrá conciertos y una exposición para recordar a uno de los iconos de la historieta mexicana: 50 años de Memín Pinguín, como parte del Festo-Cómic, que por segundo año consecutivo es acogido por esta feria.