Este humano es el monstruo favorito de Guillermo del Toro

El actor estadunidense Doug Jones, coestrella de 'The Shape of Water', se ha convertido en un imprescindible en las cintas del realizador mexicano.
Doug Jones, actor, mimo y estrella de 'The Shape of Water'
Doug Jones, actor, mimo y estrella de 'The Shape of Water' (Shutterstock)

Ciudad de México

Lo hemos visto en decenas de películas donde ha sido un personaje clave, pero su rostro no es precisamente el más reconocible en Hollywood. Es Doug Jones y es humano, pero es también el monstruo favorito de Guillermo del Toro y el anfibio que vimos en The Shape of Water.

Su filmografía incluye más de 150 películas —en la mayoría de ellas ha estado enfundado en máscaras y disfraces de látex—, pero, sorprendentemente, nunca había estelarizado un romance. La película del mexicano será su primera incursión en el género. Una primera vez sui géneris, sí, pero no podíamos esperar nada diferente de nuestro Del Toro.

TE RECOMENDAMOS: The Shape of Water: cómo Del Toro convirtió al cine en agua

En una entrevista a IndieWire, Jones (de 57 años) describió a los personajes que ha interpretado como "monstruos antagonistas, personajes graciosos o aterradores que suelen ser compinches. [...] Agregan color y detonan las historias de los otros".

Y tiene razón: sus colaboraciones con Del Toro incluyen a Abe Sapien —el amigo azul de Hellboy—, al monstruo que ayuda a los niños (Fauno) y al que se los come (el Hombre Pálido) en El laberinto del Fauno, a Lady Sharpe y al fantasma de la madre de Edith en La cumbre escarlata y a Long John, de Mimic, el primer largo que el mexicano rodó en Estados Unidos.

      En el set de The Shape of Water | Foto: Fox Searchlight Pictures


El niño destinado a ser monstruo

Doug fue un niño rechazado en su natal Indianapolis, Indiana. Él mismo describe que se sentía como un chico "torpe y desgarbado. Si no te ajustas a un lo que se considera normal en el Medio Oeste [de Estados Unidos], los niños pueden llegar a ser muy crueles unos contigo". Por eso, se encargó de encontrar a sus propios amigos en los shows de televisión que admiraba por entonces.

Nunca planeó convertirse en actor de criaturas para el cine, pero resulta curioso saber que por dos años le dio vida a Charlie Cardinal, la botarga de la Universidad de Ball State, donde participó en programas de televisión y radio y actuó en algunas obras de teatro. ¿Acaso era el destino marcando su ruta?

Con el tiempo, Doug se dio cuenta de que tenía talentos inusuales como mimo y contorsionista. Puede, por ejemplo, poner las piernas detrás de su cabeza. "Pocos agentes sabían qué hacer conmigo", confiesa.

Por ese tiempo fue el protagonista de una campaña de McDonald's, en la que interpretó a un pianista con cara de luna creciente.

Desde entonces —contó— lo empezó a conocer como "el tipo alto, delgado y chistoso que se mueve bien y usa un montón de basura en la cara, y no se queja de ello".


Otros monstruos que ha interpretado son Slender Man (Marble Hornet), Silver Surfer (Los 4 fantásticos y Silver Surfer), The Bye Bye Man (en la cinta homónima), Billy (Hocus Pocus) y Joey en Hombres de Negro.

Próximamente, Doug Jones mutará en un —también irreconocible— vampiro para la película Nosferatu, que se encuentra en postproducción.


 El Hombre pálido en El laberinto del Fauno, interpretado por Jones. | Foto: Warner Bros Pictures.


        Fauno en El laberinto del Fauno. | Foto: Warner Bros Pictures.


ASS