• Regístrate
Estás leyendo: ¿Dónde está el agua?
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 07:23 Hoy

¿Dónde está el agua?

Guía visual.

Publicidad
Publicidad

Magali Tercero

Este miércoles se inauguró en el Centro de la Imagen “la” exposición de lo que va del año, Ríos, de Eniac Martínez, nacido en 1959. Fotógrafo de impecable factura y decir, convocó la noche del 16 de marzo a una multitud. Cien, 200 miradas estéticas diferentes y decenas de exclamaciones. “¡Qué ojo!”; “Es un maestro”; “Artista completo”; “Poeta de la retina”; “Se volcó al arte”, se oía en el Centro de la Imagen. Era el festejo conmovido de un cuerpo de obra de absoluta madurez y poesía. Sigo preguntándome: ¿cómo encontrar belleza en los residuos químicos de un río casi extinto? ¿Cómo “decir” la vida cotidiana alrededor de los ríos, con sus habitantes en migración permanente, en trajín de mercancías? ¿Cómo retratar para siempre a los campesinos que, en todo el país, celebran vírgenes y cosechas? Eniac Martínez documenta y denuncia, como me dijo en entrevista a principios de marzo, “la muerte provocada por los ríos”. Pero también es el artista que muestra la vida de esos ríos, la vida surgida en las orillas de cada uno. Celebrar a un artista es comunicar sus palabras: “En Ríos experimento un cambio sustancial”, comienza explicando el autor. “Primero porque hay color y no solo el blanco y negro de antes. Luego están el formato panorámico y, en general, el multiformato. Me costó trabajarlos. En la página web hay video y en el libro presento el 6 x 6 en su tamaño original. Cuando empecé no sabía para dónde iba a caminar. Lo mismo pasó con Mixtecos y Literales. Tres años después veo, en 2012, que el eje es la vida y la muerte: la vida del río, la vida del hombre en el río, la muerte del río y la muerte que causa el río creador de civilizaciones. Aquí en la Ciudad de México había catorce ríos y los entubaron. En Oaxaca no. Al río Santiago solo entras caminando. En otros ríos hubo o hay un ecocidio brutal”.

El artista hace una pausa: “¿Recuerdas Ébano de Kapuscinski? Él habla al final de un árbol junto al cual se reúne la gente y donde todo sucede: la sombra, la madera, el poder vital. Con el río es igual. ¡Pero cómo hemos maltratado a los ríos en México! El río es dador de vida. Así se formaron ciudades como París y Londres. Pero aquí se ha anulado la vida generada desde un cauce de agua. El tema me atrapó porque el río es dador de vida pero también mata. El hombre vive la vida en el río, y el río vive solo. Toda la edición de imágenes tiene que ver con esto. Mi tema no es Eniac y su ego: es el río. Hacer una reflexión que tenga un eco. Muestro lo que he tomado durante seis años. Lo hice con dos becas. Yo estudié arte, por eso verás composiciones pictóricas. ‘Dónde es esto’, me preguntan. Contesto: ‘aquí al ladito’. Siempre tuve qué ver con la frontera: el río Bravo, el Suchiate, el Lerma, que es un río vertical porque empieza en el nevado de Toluca y va hasta Nayarit. En el río San Pedro, de Aguascalientes, la gente construye de espaldas al río. ¡En cualquier lugar del mundo sería al revés! ¿Sanear un río? En México la basura le vale un pito a la autoridad. Hice el recorrido más grande posible, empezando con el lago de Chapala. Ahora se está secando. Había agua de aquí al techo. ¿Dónde está ahora esa agua?” El agua está en la mirada prematuramente nostálgica del artista, en su registro de la ausencia pero también en el de la vida, en las coloridas prendas de vestir secándose sobre la piedra mientras la fuerza de la naturaleza mece, casi violentamente, los cuerpos gozosos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.