Juan Cirerol afirma que la competencia musical se da entre las disqueras

Este cachanilla nunca se separa de su guitarra y armónica. Las letras versan sobre drogas, romance e historias de la calle y su estilo punk norteño ya lo catapultó hasta el Lunario 

Juan Cirerol (1987) creció en Mexicali escuchando corridos, música norteña y country. Su abuelo fue la persona que cimentó el gusto musical en este cantautor. A los 15 años compuso su primera canción. Comenzó tocando como baterista de la banda Cancer Bullet (2008), sin embargo, ser una agrupación más no lograba darle total satisfacción. Necesitaba plasmar su talento, esencia y originalidad en su máxima expresión, imprimiendo en su música el sello mexicano. Sin dejar de lado la vena punk de su época adolescente, comenzó a combinar su sonido con corridos y una onda vaquera adheridos a la época y dirigidos hacia una nueva generación; conservando el ritmo y las raíces sin perder la frescura. Con su voz aguardentosa, va entretejiendo historias que emergen de las calles, las taquerías y los barecillos. Comenzó trabajando en un Oxxo y llegó a firmar contrato con Universal Music, imponiendo su propio estilo. Con cinco discos bajo el brazo, cumple su sueño de presentar su nuevo EP “En los días de música triste”, este 12 de noviembre en el Auditorio Nacional.

¿Cómo comienza tu trayectoria artística?

Comencé hace siete u ocho años en mi tierra natal, en Mexicali, buscando algún lugar para presentar mi música. Las cosas que me sucedían en el transcurso de mis viajes, las utilicé para armar mi discurso musical, escribí sobre lo que me sucedió en aquellos tiempos y lo que me sigue sucediendo ahora; eso es básicamente lo que es Juan Cirerol.

¿A qué edad compusiste tu primera canción?

Como a los 15 años compuse mis primeras canciones, pero las que ya conoce mi público, las comencé a hacer como a los 19 o 20 años.

¿Cómo se da la primera oportunidad formal en el ámbito musical?

Tocaba como baterista, a veces tocaba el bajo, en bandas de punk y decidí que ese género musical iba a ser la línea principal filosófica para lo que yo iba a hacer. No le vi problema en hacerlo yo solo.

¿Cuál es el género concreto de Juan Cirerol?

Mi música es punk en esencia, pero tiene varios ritmos característicos del norte, porque soy norteño y me gusta mucho ese estilo y la música country. Todas esas melodías de vaqueros y esa onda es lo que me encantaba desde niño y es lo que le meto a la vena punk,  la cual traigo muy arraigada.

¿Cuáles son tus influencias musicales?

Desde siempre han sido Los Ramones, Nirvana, Cornelio Reyna, Johnny Cash… esos son los artistas que siempre escuchaba.

¿Cómo pasas de tocar en las calles a tener tu primer debut formal en el escenario?

Siento que este 12 de noviembre en el Lunario, si no es la primera, es una de las oportunidades más importantes que he tenido. He participado en festivales, pero nunca solo. Lo relevante es que en un espectáculo presente y ofrezca mi música, y que haya una taquilla especialmente para verme a mí; sería la primera vez en un escenario como el Lunario. Por eso lo siento de esa forma y es trascendental esto que se viene. En el Vive Latino y todo eso, obviamente son escenarios de gran peso, pero no dejan de ser festivales. Para mí era primordial tener una convocatoria yo solo, ofreciendo mi música en un auditorio de mil 200 personas, como el Lunario.

¿Qué te ha catapultado como uno de los cantautores más grandes de tu generación?

Esa es una cosa que me deja un poco impactado, porque yo no me esperaba que se me fuese a considerar así como tal. Lo que he tratado de hacer es una onda con pasión y con dedicación, hacerlo con amor. Quizás por eso a los artistas que he conocido les ha gustado lo que hago.

¿Cómo defines el estilo artístico de Juan Cirerol?

Pues loco, a veces un poco loco y a veces pasional, en el sentido de que mis emociones son las que hablan por mí y eso trato de expresarlo en la música, en las canciones, que es lo que más. Soy alguien que ama su carrera, su trabajo, quiero seguirlo haciendo mucho más tiempo.

Algunas de tus canciones han sido utilizadas para realizar ‘covers’, ¿crees que se pierde la originalidad y están en peligro de extinción cantautores en tu generación?

Hay un boom muy importante, principalmente con dos artistas que admiro mucho, que son Caloncho y Mon Laferte, ellos han compuesto toda su música y ahora han estado tienen un éxito impresionante. La onda del cantautor con la guitarra no es que se haya perdido, porque hay muchos. El género quizás está un poquito por debajo de la tierra, pero hay muchos y muy buenos, entre ellos está Armando Palomas, que sigue tocando. Lo que falta es un poco de difusión, porque no es una música que en estos tiempos sea muy valorada por un público masivo, pero hay muchos músicos desarrollándose y entre ellos me encuentro yo.

En un mercado en el que prevalecen géneros musicales comerciales ¿es difícil competir?

A veces sí es difícil situarte bien en lo que haces. En ocasiones  escuchas algo que un artista está haciendo y te dan ganas de hacerlo tú también. Mantenerse firme en lo que haces es lo más importante, porque de esa forma consolidas un estilo. La competencia como tal, viene siendo más que nada una onda de las disqueras, pero uno como músico trata de dar siempre lo mejor y tratar de superarse a sí mismo.

Entonces, ¿las disqueras discriminan de alguna manera y seleccionan solo los géneros que quieren que prevalezcan?

Yo no veo la competencia como algo malo, pero se da en otros niveles que carecen de relación con la composición o con la grabación de algún disco o la onda creativa. Existe la competencia en el mercado, pero no puedo opinar mucho al respecto, porque no es mi chamba, es una onda más de managers y disqueras, a las que les debemos en gran parte que el público nos pueda ver en mayor número cada vez.

¿Tienes colaboraciones en mente?

Me tocó platicar mucho y estar muy de cerca por varios meses con Álvaro Henríquezde Los Tres, que es un musicazo de miedo y habíamos pensado en hacer algo. He hablado con muchos colegas. Ahora también estoy platicando con mis amigos de Triciclo Circus Band, que me acaban de invitar a hacer una colaboración y acepté. Vamos poco a poco, aún no hay nada seguro.

¿Qué canciones recomiendas a quienes no están familiarizadas con tu música?

Tengo unas canciones nuevas muy locochonas que me puse a arreglar con los músicos. Pienso recomendar mucho mi nueva canción que se llama “Los días de música triste”, otra es “Dicen que no estoy despierto” y digamos que las clásicas entre mi público cautivo es “Soledad” “Eres tan cruel”, “Metanfeta” y “Vas a estar muy bien”. Serán versiones más potentes con más energía para los que ya me conocen. Y los que no me conocen, esperamos que se queden impactados con el show que traemos preparado.

¿Qué sorpresas tienes preparadas para tus fans en la presentación en el Lunario?

Espero dar a entender de manera contundente el crecimiento de Juan Cirerol. Una evolución musical que se presta para mi próximo disco. A los que no me conocen y no están tan familiarizados, la gran sorpresa es que escuchen que mi onda está bien pensada. Se pensó muy bien desde la onda escénica, hasta la onda musical.