Imágenes

Recomendaciones en cine, Blu-ray, televisión y 'streaming'
(Especial)
(Especial)

EN CINE

La La Land: una historia de amor

Damien Chazelle, joven prodigio (tiene apenas 31 años), impactó con su ópera prima Whiplash (de 2014) asegurándose para su cinta tres premios Oscar y que fue nominada para Mejor Película. No fue un golpe de suerte. En 2016 regresó, y con más fuerza. Si en aquel filme su interés por la música y el proceso de perfeccionar la interpretación musical era mayúsculo, en La La Land eleva su interés al nivel superlativo que este puede alcanzar en el lenguaje fílmico: el cine musical y en ambos casos, el amor mayor de Chazelle resuena: el jazz. No solo están presentes las canciones y la coreografía propias del género, sino que además las arropa con un marco visual de imaginativos recursos que enfatiza las ilusiones, los sueños y emociones de sus protagonistas. Idealista, sí, pero qué artista, como la pareja protagónica, no ensueña con la magia de su arte, en este caso el pianista de jazz Sebastian (Ryan Gosling), que quiere abrir su propio centro nocturno, y la aspirante a actriz Mia (Emma Stone), quienes se van encontrando de a poco a lo largo de las temporadas del año hasta que están juntos como pareja y conjuntan sus anhelos. El realizador desarrolla la trama con un trasfondo básicamente realista, aunque dotado de colorido a la manera de Los paraguas de Cherburgo (Jacques Demy, 1964) —sin el canto en cada diálogo— y con un toque de la fantasía que Woody Allen empleó en su musical Todos dicen que te amo (1996), ubicando la anécdota en la época actual (no exento de nostalgia por otros tiempos en su visión del momento). De las piezas compuestas por Benj Pasek y Justin Paul (letristas) y Justin Horwitz (música) destacan “City of stars”(canción ganadora del Globo de Oro), y “Audition: The fools who dream”. El uso de las voces no profesionales de los intérpretes realza el enfoque de naturalidad que Chazelle quiere imprimir a la cinta, que va que vuela para ser una gran ganadora en la fiesta del Oscar, luego de haber roto récords en los Globos de Oro al ganar siete premios —todos a los que estuvo nominada—, incluido el de Mejor Película (comedia o musical).


Manchester junto al mar

Otro fuerte aspirante al Oscar es este filme de Kenneth Lonergan, un drama cuyo fuerte es el tejido emocional que robustece a su pequeña anécdota, la cual en manos menos capacitadas no pasaría de ser una película para la televisión con regusto de melodrama. El trabajo actoral de Casey Afleck (ganador del Globo de Oro al Mejor Actor de Drama) es sobre el que recae el peso dramático de esta pieza, en equilibrio con la interpretación de Lucas Hedges, joven promesa de la actuación. El pesar mueve los engranes narrativos de esta producción, brindándole complejidad. Lee (Affleck) es un hombre sumido en la desesperanza luego de la muerte de sus hijos y la separación de su esposa Randi (Michelle Williams). Hundido como está en una vida anodina, el tener que mudarse a su pueblo natal para hacerse cargo de su sobrino Patrick (Hedges), tras la muerte de su hermano, es una carga que no puede echarse a cuestas, y hace todo por rehuir a esta obligación. Como en la vida real, un bueno para nada siempre será un bueno para nada, no hay finales felices. Diálogos y situaciones dan interés a la lenta pero efectiva dinámica en pantalla (el encuentro de Lee con Randi es preclaro ejemplo), que el trabajo directoral de Lonergan sabe estructurar con gravedad. No es para todos, pero a quienes les interesen las profundidades de la conducta y la naturaleza humana, ésta es la cinta a ver.


14 Festival de Cine Judío en México

Del 20 de enero al 9 de febrero se proyectan siete filmes representativos de cada una de las categorías en que se divide este festival, a verse en los complejos de Cinépolis que cuentan con el servicio Sala de Arte (CdMx, Monterrey, Guadalajara, Morelia, Toluca, Cuernavaca, Puebla, Querétaro, Oaxaca, Xalapa, Mérida y Cancún). La sección Tradiciones nos ofrece Una historia de amor y oscuridad (2015), el debut de Natalie Portman como directora, cinta que además escribe y coprotagoniza. Estrenada en el Festival de Cannes, la película adapta las memorias del novelista y periodista jerosolimitano Amos Oz, interpretando Portman a la madre del autor. Se ahonda en especial en el vínculo entre madre e hijo con la transición al establecimiento del Estado de Israel de fondo. En la sección Jóvenes se ha programado El ingrediente secreto (2015), una comedia dramática protagonizada por Jonathan Pryce en el rol de un panadero judío cuyo negocio en Londres está en riesgo, pero que al contratar a un joven inmigrante musulmán africano su suerte cambia, pues éste mezcla mariguana en la masa del pan. Una trama sencilla del tipo película-para-sentirse-bien, donde los problemas y las diferencias religiosas y culturales se superan con cierta dulzura. La sección Israel Contemporáneo nos da La tierra herida (2015), película a la que la academia fílmica israelí otorgó tres premios, entre estos al Mejor Director (Erez Tadmor) y Mejor Actor (Roy Assaf), y en la que se aborda el convulsionado y sucio acontecer alrededor de un atentado suicida en Haifa, tras el cual el terrorista sobrevive y es trasladado a un hospital, develando indecorosas situaciones en los ámbitos policial y hospitalario. El apartado Conflicto Árabe-Israelí presenta Identidad prestada (2014), producción que muestra los esfuerzos de un brillante joven palestino por encajar en la sociedad israelita, enfrentando los sueños de su padre para él, los prejuicios y las ganas de aprender, al serle otorgada una beca en un reconocido internado, todo ello tratado amablemente por el director Eran Riklis. Diáspora nos obsequia La profesora de historia (2014), filme francés a manera de docudrama en el que en una escuela suburbana parisina un grupo multicultural de estudiantes marginales debe desarrollar para un concurso nacional el tema Niños y adolescentes bajo el régimen nazi, revelándose las inclinaciones de las opiniones de estos jóvenes al respecto. En Memoria del Holocausto podemos ver Fiebre al amanecer (2015), una esperanzadora historia acerca de un joven húngaro liberado de un campo de concentración al final de la Segunda Guerra Mundial, que es internado en un hospital sueco por una afección pulmonar que le tiene los meses contados, situación que le lleva a buscar el amor enviándole cartas a 117 chicas coterráneas también hospitalizadas en suelo sueco, una de las cuales entabla con él una relación por correspondencia. Finalmente, en el rubro de Diversidad, Caracoles en la lluvia (2013) narra una trama de reconocimiento de la preferencia sexual en un entorno de duda respecto a ésta, cuando un joven comienza a recibir misivas de un admirador secreto cuyas letras hacen mella en su confianza (aunque éste ya tenía sus “queveres” en su pasado militar) y en la relación con su novia. Una intrigante aproximación a la temática gay en la Tel Aviv de 1989.


EN BLU-RAY

Los siete magníficos

Todo comenzó con Los siete samuráis (1954), de Akira Kurosawa, pero aunque ésta es considerada una obra maestra, la anécdota se hizo familiar en el mundo cuando fue adaptada en Hollywood trasladándola al salvaje oeste con el western de John Sturges Los siete magníficos (1960), también conocido en México como Siete hombres y un destino, al cual le siguieron tres secuelas y una teleserie. Esa versión de la historia es reverenciada como un clásico del género. De cualquier manera, la idea de que la trama fuese vuelta a filmar por el cine actual se antojaba impensable, algo innecesario, pero a alguien se le ocurrió y llegó a las pantallas, aseverándose que se trataba de un remake del filme de Sturges (de Kurosawa ni hablar). Más allá de que a la crítica y a los cinéfilos puristas esta cinta de 2016 a cargo de Antoine Fuqua les resultó baladí, y a otros de plano un sacrilegio, al público —especialmente a los nacidos en los noventas— le gustó. A estos nuevos asistentes a la experiencia cinematográfica es a quienes está dirigida esta película y, por ende, este Blu-Ray. El pueblo en peligro ya no está en México, sino en Estados Unidos, pero el concepto es el mismo. Ante la amenaza del villano de alcances latifundistas Bartholomew Bogue (Peter Sarsgaard), la viuda Emma (Haley Bennett) recurre a Chisolm (Denzel Washington) ofreciéndole todo lo que tiene a cambio de ayuda, así que este conjunta a seis sujetos que bien podrían enfrentarse entre ellos mismos, para conformar una letal agrupación. Entre otros, acompañan a Washington los conocidos Chris Pratt, Ethan Hawke y Vincent D’Onofrio.

Miss Peregrine y los niños peculiares

¿Quién más peculiar que Tim Burton para dirigir esta cinta de fantasía con reminiscencias de aquellas imágenes espantosamente tenebrosas de los inicios de la fotografía? Este tipo de imágenes, anónimas y sin contexto que las explique pero que impresionan hasta la médula, fueron la base sobre la que Ransom Riggs construyó su primera novela, ideada al principio como un álbum fotográfico conformado por fotos que coleccionaba, las cuales hoy percibimos como escalofriantes aunque en su momento parecen haber sido de lo más natural, y que en el proceso le sirvieron para armar una historia que publicó en 2011. A esta adaptación le falta ese impacto visual, pero el estilo de Burton le viene como anillo al dedo al ser éste totalmente compatible con la imaginería propuesta. Jake (Asa Butterfield), de 16 años, a quien su abuelo Abe (Terence Stamp) le ha contado increíbles aventuras de su infancia, debe viajar a Gales a la escuela donde aquél estuvo en la Segunda Guerra Mundial, pero al arribar encuentra que el lugar fue bombardeado por los alemanes; sin embargo, al adentrarse halla a un grupo de niños con habilidades sorprendentes tutelados por Miss Peregrine (Eva Green, una vez más al estilo de Penny Dreadful), quienes viven en un bucle temporal que les permite existir en un momento del tiempo previo a la destrucción del sitio.

EN LA TELE

The honeymoon killers

La historia de la pareja de asesinos Martha Beck y Raymond Fernández ha inspirado tres cintas: The honeymoon killers (1970, conocida en México como Amantes sanguinarios, de Leonard Kastle), Profundo carmesí (1996, de Arturo Ripstein) y Amores asesinos (Lonely Hearts, 2006, con Salma Hayek, que en nada se parece a la obesa y nada agraciada Beck). La de Kastle se ha convertido en película de culto, e incluso Françoise Truffaut ha asegurado que es su filme americano favorito. Rodada en blanco y negro, musicalizada con extractos de composiciones de Gustav Mahler y escenificada con poderosa sencillez, esta casi amateur producción recrea la enfermiza historia de la obsesiva enfermera y el latin lover estafador, quienes se conocen como parte de la estratagema de Fernández (Tony Lo Bianco) de desfalcar a mujeres que contacta mediante anuncios de corazones solitarios. Beck (Shirley Stoler), enloquecida de amor, pasa de ser una potencial víctima de los encantos de éste a ser su amante de planta, coordinando con él sus futuras estafas haciéndose pasar por su hermana, delitos que de ser meros robos se transmutan en asesinatos.

MÓRBIDO TV, DOMINGO 22, 17:30 hrs.

EN STREAMING

For the love of spock

Adam Nimoy, hijo de Leonard Nimoy, comenzó este documental en primera instancia como parte del 50 aniversario de la primera emisión de Viaje a las estrellas, la serie original, contando con la entusiasta participación de su padre, pero al morir éste modificó el enfoque para dar a conocer más íntimamente su vida (privada y pública) y obra, desde la perspectiva única del amor que el actor y el personaje inspiró en propios y extraños. Contiene entrevistas al elenco de la teleserie, a quienes estuvieron involucrados en las películas inmediatamente posteriores de la franquicia, así como a integrantes de la producción de la nueva saga fílmica, familia y fans, además de recuperar invaluable material de archivo. Un muy completo y vívido retrato-homenaje a este hombre que marcó durante medio siglo no solo a la cultura popular, sino a la sociedad con elementos de su formación personal con los que él mismo dotó al señor Spock. Recorrido no solo por la senda trekkie, ya que abarca además los diversos emprendimientos posteriores de Leonard Nimoy en la televisión, el canto, el teatro, el cine, la dirección y la fotografía.

NETFLIX