De un nuevo Mauricio Garcés, Harry Potter, buena ciencia ficción y nuestra Muestra de Cine

Función dominical
(Especial)
(Especial)

Macho

Las cosas siguen caminando bien para el cine mexicano. Nada maravilloso, pero bien. Lo demuestra esta película que está buena sin ser una joya. En realidad Macho es la versión siglo XXI de Modisto de señoras. Miguel Rodarte hace al afeminado hombre de todas las mujeres e incluso en la comparación con Mauricio Garcés sale bien parado. Macho está bien producida, bien dirigida y… lo único que le falta es un guión un poco más decente. La verdad es que Sabina Berman, con todo y su fama merecida, no consigue hacer un guión entretenido y al mismo tiempo profundo. El cliché se queda en el cliché y si lo que querían guionista y director era, como dicen, concientizar en torno a los prejuicios sexuales, más bien los confirman. Yo no sé por qué les da por pontificar si en esta clase de cine de lo que se trata es de divertir y nada más.

Animales fantásticos y dónde encontrarlos

Con el éxito que tuvo Harry Potter era de esperar una precuela. La verdad es que Animales fantásticos y dónde encontrarlos no narra exactamente los sucesos antes de que nuestro mago cegatón recibiera una exclusiva invitación para entrar a Hogwarts, pero se mueve en el mismo universo de Potter. La autora J. K. Rowling se estrena como guionista y ofrece un guión redondito que tiene misterio y ternura aderezados con muchos efectos especiales. Los fanáticos van a tener tela de donde cortar. Descubrirán, por ejemplo, que el protagonista de esta película es autor de uno de los libros de texto que leerán Harry y sus amigos en La piedra filosofal. Animales fantásticos sucede en Nueva York, en la década de los 20. Si uno disfruta del cine fantástico ligero y bonachón, esta película no se la puede perder.

La llegada

Hace tiempo que no aparecía en cartelera una cinta de extraterrestres que fuese al mismo tiempo inteligente y entretenida. Acostumbrados a confundir el género fantástico con la ciencia ficción; acostumbrados a los patrioterismos gringos de Día de la independencia o La guerra de los mundos, acostumbrados a pensar que La guerra de las galaxias es la última palabra cuando se habla de galaxias muy, muy lejanas, habíamos olvidado que la ciencia ficción es ante todo un ejercicio de imaginación, una suerte de yoga mental. La llegada cuenta la historia de un encuentro del tercer tipo, pero ha sido dirigida por un realizador canadiense que se está consolidado como un gran artista. Tanto que ya se anuncia que será el encargado de la segunda parte de Blade Runner. Arrival es auténtico, puro y buen cine de ciencia ficción.

Kiki

Promovida como una “comedia erótico festiva”, esta película del español Paco León es un refrito de una obra australiana que cuenta la historia de cinco parejas que exploran su relación, para descubrir que cada uno de sus miembros se excita sexualmente con cosas más o menos extravagantes: ver gente llorar, tocar cierta clase de tela y cosas así. Con un espíritu más Mediterráneo, más Almodóvar que la original australiana, Kiki sale adelante hablando mucho de sexo pero sin llegar realmente a ser guarra. Lo de Paco León es el sexo oral, es decir, hablado, porque de verse, no se ve nada. La tesis, si es que la hay, es que los españoles son mojigatos. Puede que sí. Por lo pronto, Kiki no es apta para moralistas irredentos pero está bien para ir al cine y, en pareja, abrirse un poco a la charla: “¿Y a ti qué es lo que más te excita?”.

La resurrección de Luis Drax

Esta es la típica película en que el director y todo su equipo publicitario quieren agarrar el dinero que gastaste en tu boleto y echarse a correr. ¿Por qué? Porque genera suspenso, interesa y hasta emociona durante algunos minutos, pero después, todo se desploma poco a poco, los minutos comienzan a hacerse largos. Parecen horas y… en resumen, La resurrección de Luis Drax tiene una premisa interesante, pero el desarrollo no cumple lo que promete. Tanto así que el director, carente de ideas, termina la historia de este niño al que alguien (más bien previsible) ha querido asesinar y nos deja con ganas de saber lo que ha pasado en un final abrupto, lleno de cabos sueltos y sin resolver.

La muestra

Lo que recomiendo esta semana es hacerle un poco al clásico cinéfilo mexicano e ir (con o sin abono) a La Muestra Internacional de Cine de la Cineteca Nacional. Han pasado ya 61 años de esta tradición que hay que cultivar. Como siempre hay obras buenas, algunas medianas y otras francamente aburridas. Lo importante en todo caso es probar el sabor de un cine que se promueve poco. A lo mejor nos gusta. Hay, por ejemplo, tres documentales (número inédito en la Muestra). Uno de ellos es la mexicana Tempestad, de Tatiana Huezo, ganadora del Premio del Público en el pasado Festival de Cine de Morelia. La cinta que abre es Café Ssciety, del infaltable Woody Allen. Recomiendo Miss Hokusai, una animación japonesa. La más pretensiosa y aburrida es Francofonía, del ruso Aleksandr Sokurov.

Próximamente en su cine favorito: Festival de Anime. Esté pendiente los próximos días 26 y 27 de noviembre y 3 y 4 de diciembre.