• Regístrate
Estás leyendo: Documentan la protesta social en Monterrey
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 02:55 Hoy

Documentan la protesta social en Monterrey

Jesús González Ramírez habla en su libro "Primavera regia pospuesta" sobre las diferentes marchas que se han registrado en la ciudad, a raíz de la violencia que la envolvió y el activismo de la gente.

Publicidad
Publicidad

A raíz del asesinato de los estudiantes Jorge Antonio Mercado y Javier Francisco Arredondo, en el 2010, ambos estudiantes del Tecnológico de Monterrey, el hartazgo e indignación de los regiomontanos se volcó a las calles.

En el libro Primavera regia pospuesta. El movimiento social que resistió la guerra en Nuevo León 2010-2013, Jesús González Ramírez documenta y hace una crónica de las diferentes "marchas" o movilizaciones sociales que han acontecido en la ciudad en los últimos cinco años.

Escenarios propicios para la indignación social no han sido pocos, pues tenemos las balaceras en el bar Sabino Gordo o en el Café Iguana, el incendio del Casino Royal o, incluso, el movimiento Antichapulinazo; todo ello ha propiciado que las personas salgan a las calles a protestar.

Para Jesús González Ramírez, con el asesinato de los dos estudiantes del Tecnológico de Monterrey se notó un cambio en la mentalidad de los regiomontanos.

"Antes del asesinato de Jorge y Javier la gente estaba como en negación, veía muy de lejos la violencia. A raíz del hecho del Tec como que se dan cuenta que la violencia está muy cerca y empiezan las protestas", opina.

Con prólogo del periodista David Carrizales, el libro comprende de crónicas y ensayos sobre lo sucedido en el área metropolitana entre 2010 y 2013, en materia de participación ciudadana.

Otro de los objetivos de emprender este documento es porque "hay muy poca documentación sobre los movimientos sociales en Monterrey, la más destacada es la lucha de Fundidora", agrega Ramírez.

El número de participantes fue el primer rasgo a resaltar: 4 mil asistentes a la Caravana por la Paz; cerca de 5 mil en la conmemoración por el atentado del Casino Royal, hasta llegar a los 8 mil en la marcha del pasado 20 de noviembre.

A la par de las marchas empezaron a surgir colectivos con diferentes objetivos, pero pensando en generar cambios en el entorno. Muchos de estos cambios, asegura Jesús González, se originó a través de redes sociales.

Esta información ayuda a desmentir, en parte, el mito que se tiene sobre la pasividad de los regiomontanos y su rechazo a quienes se involucran en movilizaciones sociales.

"Fue tal la barbarie que la gente empezó a cuestionarse y sí en el 2010 y 2011 nos gritaban '¡ponte a jalar!' -a lo que los manifestantes respondían '¡ponte a pensar!'- pero conforme pasaron los años ésa misma gente se sumaba a las marchas".

Primavera regia pospuesta se editó de manera independiente, donde lo recaudado por su venta será destinado a Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León y al Multiforo Cultural El Puente.

Este libro se presentará el sábado 2 de mayo en la Casa del Árbol de Todas las Raíces (Juan Aldama 520 sur, entre 5 y 15 de mayo) a las 19:00 con entrada libre.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.