'El símbolo y el cuate', documental en homenaje a América Latina

La película da cuenta de la gira de Serrat y Sabina "Dos pájaros contraatacan".
El director del documental y los cantantes españoles.
El director del documental y los cantantes españoles. (Especial)

México

Una secuencia: se muestra el rostro de un mariachi en sentida interpretación, tras lo cual se abre la toma hacia la clientela del salón Tenampa en la Plaza de Garibaldi, que a media luz canta a coro "y nos dieron las 10 y las 11, y las 12 y la una también..."

Esta es una de las imágenes que presenta el documental El símbolo y el cuate, que retrata la rendición amorosa de los latinoamericanos hacia los dos cantantes españoles durante la gira Dos pájaros contraatacan en América Latina, en la cual presentaron el disco La orquesta del Titánic. Ambos personajes sostienen una especial e histórica relación con este continente.

"Serrat viaja por América Latina desde hace 45 años. Estuvo exiliado en México cuando la dictadura franquista ordenó su persecución. En Argentina y Chile sigue vivo el recuerdo del compromiso de El Nano contra los regímenes militares que le declararon persona no grata.

"Sabina llegó más tarde a América. Su poesía y su actitud canalla seducen a un público que abarca varias generaciones. En Argentina canta con la fuerza de un rockero y el sentimiento de un tanguero. En México, los mariachis y las orquestas de pueblo entonan 'Y nos dieron las 10' sin saber que la escribió Sabina", explican las notas de prensa del documental.

El director del filme, el periodista Francesc Relea, en entrevista con MILENIO, relata que la idea de hacer este trabajo nació durante una cena de amigos, durante la cual Serrat externó su deseo de hacer la gira, cuando en él vibró una idea largamente acariciada.

"Pasé 12 años de mi vida como corresponsal en el Cono Sur, en Centroamérica y México. Y ya me había ido, estaba en Lisboa, pero tenía ganas de hacer algo más. Sin querer ser pretencioso, quería hacer una suerte de homenaje a América Latina, y la verdad es que cuando me enteré resolví hacerlo: contar algo que no había podido contar con la profundidad o detenimiento en los años de corresponsal porque entonces primaba el día a día".

Una de las vertientes de este homenaje transcurre por la profunda relación amorosa que sostienen Serrat y Sabina con su público: "He visto aquí cosas que solo aquí ocurren; por ejemplo, caminando con Serrat en la Ciudad de México o Buenos Aires, que un taxista se baje en medio de la calle para pedirle un autógrafo: '¡Nano, Nano!'".

Una línea discursiva más es la historia política; en ella es Joan Manuel Serrat, quien lleva la batuta, un compositor y cantante que lleva varias décadas cultivando a su público en este continente, atestiguando y siendo víctima a la vez de algunos de los regímenes de los que se guarda dolorosa memoria.

"En el documental recorremos el México del exilio de Serrat o de la insurrección zapatista, la Argentina de las Madres de la Plaza de Mayo, el Chile que se liberó de Pinochet y otros muchos espacios, geográficos e históricos, que han sido fundamentales en la historia contemporánea", explica Francesc.

Pero el documental incluye, por supuesto, también música: las canciones favoritas en uno y otro país, el público que canta, las entrevistas que se les han hecho, los amigos entrañables, las reflexiones, imágenes de la cotidianeidad durante el recorrido de un continente casi de punta a punta.

Se reproducen momentos emotivos e inolvidables, como cuando Serrat regresa al hospital oncológico infantil de Buenos Aires Garrahan, esta vez acompañado de Sabina y cuatro músicos más para ofrecer un pequeño concierto, casi íntimo, a los enfermos y sus familiares.

"Él quería ir a visitar ese hospital como ha hecho antes, pues él mismo había estado enfermo de cáncer y ya lo superó. Deseaba ofrecer un miniconcierto, cantar unas cuantas canciones en el auditorio del hospital para los pacientes y para sus familiares. Fue muy emotivo para el público y para ellos; esto se veía durante la actuación y lo comentaron después".

La filmación, que se realizó con la grabación de 12 conciertos en 5 países (México, Perú, Chile, Uruguay y Argentina), ya se ha presentado en festivales de Cine como el de San Sebastián en septiembre del año pasado, y el de Cine Iberoamericano de Huelva, en España; en Latinoamérica, en encuentros como los de Mar del Plata, Guadalajara, La Habana y Santiago de Chile, entre otros.

Sony Music ha lanzado al mercado una edición especial que contiene un dvd con el documental y un cd con 17 canciones, algunas escritas al alimón y otras individuales.