Los discos de la semana: dos joyas y una decepción

El esperadísimo nuevo material de Gorillaz, una joya del flamenco en manos de un niño prodigio y un hito del post punk.
 'Humanz', de Gorillaz; 'Así lo veo', de Amós Lora; 'Q: Are WeNotMen? A:We Are Devo', de Devo.
'Humanz', de Gorillaz; 'Así lo veo', de Amós Lora; 'Q: Are WeNotMen? A:We Are Devo', de Devo. (Especial)

Ciudad de México

En nuestros discos de la semana siempre compartimos la música que descubrimos, los álbumes que queremos que todos escuchen, los que nos han atrapado recientemente o los que merecen ser redescubiertos. Esta semana, recuperamos un parteaguas del punk, le lanzamos los reflectores a un niño genio del flamenco y nos tomamos la libertad de conterles por qué quedamos un poco decepcionados después de escuchar lo nuevo de Gorillaz.

TE RECOMENDAMOS: Los discos de la semana: de lo retro a lo reinventado


  • 'Humanz' — Gorillaz (2017)

Después de siete años de espera, Gorillaz regresó a la escena musical con Humanz. El disco, según declaró Pusha T a Pitchfork, empezó a tomar forma en 2016, cuando Damon Albarn le sugirió un álbum para un mundo hipotético en el que Donald Trump fuera presidente. Un año después, la visión de Albarn se cumplió. El resultado es un disco con una atmósfera a veces pesada y sombría acompañada con ritmos de hip hop y sintetizadores. Algo totalmente diferente a lo que escuchamos en Plastic Beach (2010), una de las producciones más aclamadas de la agrupación digital.

Por eso, si llegas a Humanz con la esperanza de escuchar el típico sonido de Gorillaz, tal vez te sientas un poco decepcionado. Las colaboraciones en 18 de las 26 canciones con artistas como Pusha T, De la Soul y Jehnny Beth, de Savages, hacen que las voces de de 2-D, Noodle, Murdoc y Russel apenas alcancen a percibirse, porque el artista invitado les arrebata la canción.

Si aún así decides dedicarle 49 minutos de tu día, te recomiendo que le pongas atención a "Ascension" (ft. Vincent Staples), "Submission" (ft. Danny Brown & Kelela) y "Let me out" (ft. Mavis Staple & Pusha T). 

[Mariana R. Fomperosa]

 

____________________________________________________________ 


  • 'Así lo veo' — Amós Lora (2016)

El nuevo prodigio de la guitarra flamenca es el jovencísimo madrileño Amós Lora. Nacido en 1999, el chico empezó a tocar la guitarra a los tres años bajo la dirección de su padre Manuel Lora. A los seis años comenzó a estudiar con maestros indiscutibles como El Entri. Entre Madrid, Jerez y el barrio de Pescadería, en Almería, Amós se impregnó del arte de los gitanos. A los ocho años conoció a Tomatito, quien desde el primer momento se vuelca con el niño y le enseña sus falsetas.

Desde el 2010, Amós recibe también las enseñanzas de otra media docena de flamencos y se introduce en el jazz. En ese año viaja a Roma para conocer a Paco de Lucía y tiene el privilegio de ofrecerle un pequeño concierto privado, donde el maestro se descubre sorprendido por el talento del niño de apenas 11 años.

A los 12 años graba su primer disco, Correo negro (2012), con repertorio propio. En 2016 presentó su segunda producción: Así lo veo, disco con varios palos de flamenco combinados con jazz, que fue considerado entre los diez mejores del año. En febrero de 2017 participó en el homenaje al fallecido Paco de Lucía y en mayo se presentará en el festival Flamenco Madrid que se realizará del 17 de mayo al 11 de junio en la capital española.

Si estás de ánimo para una refinada experiencia de guitarra flamenca, entre a su página personal, o escucha aquí "@porseguiriyas", de su nuevo disco.

[Alejandro de la Garza]

 

____________________________________________________________


'Q: Are WeNotMen? A:We Are Devo' — Devo (1978)

Los entendidos en la historia de las ramificaciones del rock sostienen que, en algún punto de la historia, el punk se convirtió en post-punk, y éste a su vez evolucionó y se transformó en el new wave que inundó la luminosa década de los ochenta. Y este álbum es uso de los puntos de quiebre que conformaron esa esquina en que el áspero punk derrapó y se convirtió en otra cosa.

En este, su primer álbum, la emblemática banda Devo —que quizá recuerdes por su sonadísimo éxito "WhipIt"— define con claridad su estilo: canciones cortas, con armonías y melodías simples, pegajosas y contundentes, y con las estructuras, las disonancias y el sabor propio de la decantación del punk; pero, hacia la segunda mitad del álbum, empiezan a aparecer como protagonistas los teclados, que son como el ADN del new wave.

Se trata de un álbum simple en apariencia, pero que no es fácil de digerir en la forma o el fondo, con influencias que van desde Joy Division hasta Frank Zappa and the Mothers of Invention, y letras satíricas que hablan de freaks, geeks y de gente alienada de los convencionalismos estadunidenses. Y lo mejor: casi cuarenta años después, resulta sorprendentemente actual.

[Francisco Masse]



ASS