Murió el músico austriaco Nikolaus Harnoncourt

Nikolaus Harnoncourt logró la fama por sus interpretaciones de música antigua y por privilegiar la transmisión de expresiones y emociones en lugar de la belleza del sonido.
El director de orquesta austriaco Nikolaus Harnoncourt falleció a los 86 años.
El director de orquesta austriaco Nikolaus Harnoncourt falleció a los 86 años. (AFP)

Viena, Austria

El director de orquesta austríaco Nikolaus Harnoncourt, que anunció el pasado diciembre su retiro profesional, falleció el sábado a los 86 años como consecuencia de una grave enfermedad, según informaron hoy sus familiares.

"El 5 de marzo de 2016, Nikolaus Harnoncourt falleció serenamente rodeado de su familia. La pena y el agradecimiento son grandes. Ha sido una relación maravillosa", señaló la esposa del músico, Alice Harnoncourt, en una nota de la agencia APA.

"Mi cuerpo me obliga a cancelar mis futuros planes", había escrito hace unos meses el músico en una carta de despedida manuscrita para los espectadores de la sala de conciertos de la Musikverein de Viena.

"Se ha creado una relación increíble y profunda entre nosotros en el escenario y ustedes en la sala. ¡Nos hemos convertido en una feliz comunidad de pioneros!", escribió el director en su carta, impresa en el programa de conciertos de la sala.

Thomas Angyan, director del Musikverein de Viena, del que el maestro Harnoncourt era miembro de honor, expresó su consternación por la muerte del músico.

"Una era ha llegado a su fin", lamentó.

"Nunca habría esperado que entre su retirada del mundo de los conciertos y su fallecimiento hubiera un periodo tan corto", dijo.

Harnoncourt nació en Berlín en 1929 pero pasó su infancia en la ciudad austríaca de Graz.

Fue violonchelista de la Sinfónica de Viena y profesor de Interpretación en el Mozarteum de Salzburgo.

En el mundo de la ópera su éxito comenzó en Zúrich, y en Ámsterdam en la música clásica.

Como director, tanto en el escenario operístico como en el terreno concertístico, trabajó con los principales solistas y orquestas europeas.

Su trabajo discográfico abarca óperas, oratorios y obras sinfónicas de los siglos XVIII y XIX.

Además, dirigió dos veces, en 2001 y 2003, a la Filarmónica de Viena en el Concierto de Año Nuevo.

En Austria es considerado el decano de la música antigua y sus interpretaciones y teorías continúan generando divisiones entre sus fervorosos seguidores y quienes las rechazan de forma contundente.

Con su exigencia de usar instrumentos originales y estudiar las partituras históricas revolucionó el arte de la interpretación.

Incansablemente buscó comprender y desvelar lo que el compositor realmente quería decir con su obra y ofreció así interpretaciones innovadoras y sorprendentes.

Fue el primero que abordó la grabación de las obras de Bach en su forma primitiva.

En su trabajo fue fiel a su convencimiento de que "la meta no es la belleza del sonido, sino la transmisión de determinadas cualidades de expresión"