Retes: la adicción a las nuevas tecnologías es muy peligrosa

Según el director de cine, que presenta la obra Trainspotting en el IPN, nadie toma en cuenta al narcomenudista ni al consumidor de drogas.
El director Gabriel Retes realizó el montaje Trainspotting. La vida en el abismo.
El director Gabriel Retes realizó el montaje Trainspotting. La vida en el abismo. (Especial)

México

Veo que entre más avanza el tiempo, el tema se vuelve más vigente, aquí en la ciudad hay muchos lugares donde te enfrentas al problema de las drogas, que es retratado en la obra; uno de los más conocidos es la Ciudad Bótica en Tepito. La puesta tiene casi 20 años de vida y la cosa sigue siendo igual, aunque ahora ya es más abierta la exposición; antes todo era muy sordo y la información muy subterránea. La gente que la ha visto me ha dicho que la verdad no se les antoja entrar al mundo de las drogas", explica a MILENIO el cineasta Gabriel Retes respecto a su montaje Trainspotting. La vida en el abismo.

La obra es una adaptación de la novela de Irvine Welsh, que fue llevada al celuloide en 1996 por Danny Boyle; en 1998 fue la primera ocasión en que Retes la presentó en México. La trama narra las vivencias de Alicia, Marco, Tony y Franco, quienes enfrentan las consecuencias de su adicción.

Para Retes, presentar la obra a los jóvenes una forma de orientarlos: "Los universitarios son el público natural de Trainspotting: al verla los jóvenes sufren un despertar y se les abren los ojos. Necesitamos orientar a la juventud, cultivarla con creación y creatividad, y Trainspotting puede lograrlo".

Para el director es importante mostrar historias con esta temática y más con ese apego a la realidad, ya que considera que en los medios de comunicación, cuando se habla respecto a las drogas, siempre se omite al consumidor, a quien considera el verdadero problema.

Al respecto añade: "Todo lo que se habla sobre las drogas es en relación con que si agarraron al Chapo, a las toneladas que confiscaron, quemaron y que se consumen, pero nadie toma en cuenta al narcomenudista ni al consumidor en pequeña escala. Estos son la realidad del problema: el ciudadano, el que no está impugnado, y sobre todo eso habla Trainspotting".

"En los medios y en todo se omiten a los consumidores y a los pequeños empresarios de la droga porque esas son historias que no venden. La comunicación ha cambiado a tal grado que lo único que importa es que 'ah, agarraron ocho toneladas de coca en un avión ', y la pobre pareja que cayó en las redes de la droga y que descompone su vida ni a quién le importe; además, nadie le está prestando atención a las drogas sintéticas", agrega.

Según Retes, la adicción a las nuevas tecnologías es igual de peligrosa, porque las considera un arma de doble filo: son una herramienta con la cual uno puede conseguir información sobre prevención y combate a las drogas, pero también son una adicción nueva en sí, "porque por ir con la tabletita en el Metro y en todos lados se están aislando del entorno y de lo que está ocurriendo. Inclusive hay terapias que desintoxican de celular".

Considera que hoy los jóvenes ya pueden conseguir información sobre las drogas en donde sea, y por eso mismo les está pegando mucho la obra: "La única manera de prevenir todo esto es mediante la educación, y Trainspotting es profundamente ejemplar al respecto".

La obra se presentará los días 15, 16 y 17 de marzo, a las 17:00, y el 18 a las 19:00, en el auditorio Ing. Alejo Peralta, del Centro Cultural Jaime Torres Bodet, av. Wilfrido Massieu s/n, esq. av. IPN, col. Zacatenco, como parte de las celebraciones del 80 aniversario del Instituto Politécnico Nacional.