Se dicen “cazadores” de los fondos del Pronapred

A Catalis, credibilidad y conciencia se le concedieron 780 mil pesos como pago parcial por la toma de fotografías y videos de los talleres para jóvenes que se realizaron en El Salto.

Guadalajara

Entre el océano de facturas que se cuelgan de la red como respaldo de la aplicación de recursos del programa Nacional de Prevención al Delito (Pronapred), 
MILENIO JALISCO se dio a la tarea de elegir algunos ejemplares al azar y seguirles la pista. Entre ellos dio con Spando Consultores y con Catalis, dos empresas que ejecutaron acciones en Tlajomulco y en El Salto, respectivamente.

El consorcio Ocsaa, entre las múltiples empresas que maneja Antonio Álvarez, uno de los dueños, estructuró Catalis, credibilidad y conciencia con la que impartió
capacitaciones empresariales a mujeres emprendedoras de El Salto.

Álvarez comenta que con Ocsaa hacen bordados, banderas y uniformes, pero hace cuatro años por motivos de orden y economía decidieron ramificarse en diferentes razones sociales pues eran como un “paraguas de servicios y llegó un punto que nos dedicábamos a una cosa y a otra”. Ahora producen sombrillas y se dedican a “toda la cuestión de inteligencia y seguridad pública”, rubro para el cual cuenta con apoyo de sus padres y los amigos académicos de la Universidad de Guadalajara que respaldan los proyectos.

El empresario se niega a hablar de montos y señaló a Jessi Langarica, su asistente, como la responsable de las acciones del Pronapred. Ella puntualizó participaron “con un programa en los polígonos de La Huizachera, El Castillo y La Esperanza, en el municipio de El Salto con el cual se capacitó a la gente en formación técnica y para emprendimiento“.

Dijo que certificó a 180 participantes por parte del Instituto de Formación para el Trabajo (IDEFT) con 90 horas prácticas “en la técnica de cortar el cabello, poner uñas y maquillaje y se les dio todo el material para que trabajaran. Se formaron pequeñas cooperativas, por ejemplo hubo una (participante) que aprendió a cortar el cabello y se juntó con una que aprendió a decorar las uñas”, dijo Langarica y Álvarez agregó que tienen 16 capacitadores de su oficina y 60 externos.

“Yo soy muy daltónico, trabajo con el que me dé trabajo. Nosotros nos metemos con las licitaciones aquí en Campeche y Chihuahua”, y es que comenta que tiene dos personas dedicadas a tramitar licitaciones a nivel nacional. De diez aplicaciones ganan un proyecto.

Se le preguntó si entre sus múltiples servicios entran los relacionados a imagen y le sonó extraño, argumentó que meten facturas con conceptos diferentes. Y es que con la factura No. 19 del 28 de noviembre de 2014 cobraron la cantidad de 780 mil pesos, por “servicios de fotografía y video que evidencian las sesiones de trabajo”.

Antonio Álvarez recuerda que “cuando empezaron con esta cosa (Pronapred) leí mucho y me gustó”, lo difícil ha sido cuantificar que sea negocio pues asegura que aunque los gobiernos dan dinero siempre hace falta. Por su parte, Zazil Romero, directora general de la consultora Spando, confirmó que su empresa tiene cinco años y que desde el 2013 es proveedor del Pronapred. El año pasado dijo que recibieron 12 millones de pesos para la capacitación empresarial que se impartió a 150 mujeres de Tlajomulco, 60 funcionarios del DIF Guadalajara en materia de mediación y el desarrollo de Brigadas Comunitarias con un cuerpo colegiado que incidiópositivamente en nueve mil personas desprotegidas que viven en las calles.

Romero mencionó que tiene más de 2 mil hojas con las listas de asistencia, evaluaciones y fotografías que validan su labor.