Lo que dice la ley respecto a daños o "intervenciones"

Reglamentos municipales establecen multas en casos de vandalismo o maltrato contra el patrimonio artístico público.
Juárez fue pintado de verde en SN.
Juárez fue pintado de verde en SN. (Gustavo Mendoza)

Monterrey

Los municipios del área metropolitana cuentan en sus reglamentos algunos artículos sobre la protección a los monumentos o esculturas.

San Nicolás de los Garza, San Pedro Garza García, Monterrey, Santa Catarina, Apodaca y Guadalupe incluyen en sus reglamentos de Policía y Buen Gobierno o en los destinados al Derecho de Propiedad artículos específicos para monumentos, plazas públicas, entre otras situaciones.

Tras lo acontecido en San Nicolás, donde una estatua de Benito Juárez fue mal intervenida en la llamada segunda plaza del municipio, resalta la referencia que tiene su reglamento al respecto.

En el Reglamento de Policía y Bueno Gobierno nicolaíta, se dispone en el artículo 31 del quinto capítulo que “dañar estatuas, postes, arbotantes o causar daños en la calle, parques, jardines, plazas o lugares públicos” es una falta a la prestación de servicios públicos.

Para estos casos, las sanciones van de uno a 10 salarios mínimos, o la reposición del daño. El reglamento también incluye sanciones por daños a los objetos de ornamento, como flores, árboles o arbustos.

“PINTAR UN MONUMENTO”

Monterrey  y San Pedro tienen un reglamento donde es puntual con los daños que pueda recibir algún monumento o escultura.

En el caso de la capital regiomontana, su reglamento de Derecho de Propiedad el daño a los monumentos o esculturas incluye el “pintar, manchar o hacer grafitis” tanto en edificios, monumentos, esculturas o casas habitación ya sea “propiedad particular o pública. Aquí se habla de sanciones que irían de las 21 a los 30 salarios mínimos.

Muy similares son los lineamientos en San Pedro en lo que refiere a las esculturas, donde se incluye como sanción el acto de pintarlos sin el consentimiento del propietario. En este caso la multa podría ir hasta las 250 cuotas del salario mínimo si el juez así lo considera.

Igualmente los reglamentos de Infracciones al Derecho de Propiedad en Guadalupe y Santa Catarina incluyen entre los daños a monumentos y esculturas el pintarlos o mancharlos, cada con diversos grados de sanciones.

Además de San Nicolás, Apodaca o Escobedo no consideran que pintar una escultura sea un daño, pues no se incluye esta situación en sus reglamentos. Sólo se harían acreedores a una sanción quienes dañen su estructura. Todos los reglamentos antes mencionados son vigentes.

ESFERA FEDERAL

Cuando se trata de monumentos, esculturas o edificios anteriores a 1900 -también se incluyen las zonas arqueológicas- que sufran algún daño, existe el Reglamento de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos para aplicar las sanciones correspondientes.

En Nuevo León, esta ley se aplica a construcciones antiguas -la Capilla de los Dulces Nombres, por ejemplo- a daños en zonas arqueológicas –como grafiti en Boca de Potrerillos- o a monumentos, como podría ser la efigie de Miguel Hidalgo ubicada en la parte posterior del Museo Metropolitano.

Aquí las penas se aplican a quien lastime por cualquier medio (explosión, incendio, inundación o “por cualquier otro medio dañe”) a un monumento o zona arqueológica, y van desde “prisión de uno a diez años y multa hasta por el valor del daño causado”.