Diccionario web de la RAE podría tener publicidad

La Real Academia Española busca independencia y autonomía, a través de nuevas fórmulas de financiación.
El sitio electrónicos de la RAE recibe más de 40 millones de visitas al mes.
El sitio electrónico de la RAE recibe más de 40 millones de visitas al mes. (Especial)

Madrid

La Real Academia Española (RAE) estudia incluir publicidad en la versión digital de su Diccionario para aumentar su financiación en un momento económico delicado para ella, según reveló hoy su director, José Manuel Blecua.

La RAE busca nuevas fórmulas de financiación que le den "independencia y autonomía económica" y la de la publicidad en la web, según Blecua, podría ser una solución.

"Por supuesto, las consultas de la página web continuarían siendo gratis", dijo en el marco de un desayuno informativo en un céntrico hotel de Madrid al que acudió, entre otros, el ex jefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

La versión online del Diccionario de la Lengua recibe más de 40 millones de consultas cada mes. Con esa cifra no parece que pudiera haber problemas para conseguir publicidad.

La RAE, que acaba de cumplir tres siglos de vida, afronta el reto de redefinir su modelo de financiación, un camino "duro y difícil", en palabras de su director.

La aportación del Estado, que suponía hasta hace poco el 50 por ciento de sus ingresos, se ha reducido, según Blecua, en un 60 por ciento en los últimos años. El patrocinio y el rendimiento financiero de los capitales también han bajado. A ello se suma un descenso de la venta de las obras en papel de más del 30 por ciento.

Aparte de los académicos, la RAE cuenta con más de cien trabajadores. "Hay que solucionar el problema de las nóminas", dijo.

La RAE tiene ya un informe del Banco de España sobre la posibilidad de incluir publicidad en la versión online del Diccionario de la Lengua. Y prevé comenzar a negociar a partir de junio o julio con determinadas empresas que Blecua no reveló.

La institución presentará en octubre la nueva edición de su Diccionario, que probablemente será la última en papel. Tendrá 2 mil 800 páginas con un total de 93 mil 120 palabras, algo más de 5 mil de la edición anterior, y unas 60 mil enmiendas.