El dibujo y la instalación, ganadores en la Bienal Femsa

Entre los triunfadores están el dibujante tijuanense Hugo Crosthwaite y Antonio Monroy, quienes obtuvieron un premio de 200 mil pesos cada uno.

Monterrey

Dos técnicas creativas opuestas fueron reconocidas en la edición XI de la Bienal Monterrey Femsa.

Primero está el caso de Hugo Crosthwaite, quien bajo la técnica del dibujo a tinta se adjudicó el premio en formato bidimensional con su trabajo Tijuana radiant shine No. 1.

Y en contraparte está el trabajo de Antonio Monroy, quien mediante una instalación en maqueta y utilizando luces led, ganó en el área de tridimensional con la pieza Segundo paisaje de sombras. De la serie En construcción.

Ambos recibieron además el premio de adquisición de la Bienal, con un monto de 200 mil pesos para cada uno.

De esta manera se inaugura la Bienal Femsa en el Centro de las Artes (al interior del Parque Fundidora), con una exposición integrada por 65 obras de 40 artistas seleccionados.

Como representante del jurado, la artista plástica Betsabeé Romero destacó el espíritu de convocatoria y selección que tiene la Bienal pues "difícilmente existen otros casos similares en México, donde generalmente se llega por invitación".

Por esta situación es fácil encontrarse con "sorpresas" en cuanto a las propuestas creativas de artistas que no pertenecen al mainstream o a los circuitos establecidos.

También recibieron mención honorífica Rolando Vargas, con su obra CIS4 en formato bidimensional y el Colectivo objeto Posible (Gabriel Cázares, Noé Flores y María Sosa) con la obra Arqueología que viene/Estudio en cerámica.

El jurado estuvo compuesto por Pierre-Olivier Arnaud, Gilbert Vicario, Ramiro Martínez, Agustín Arteaga y Betsabeé Romero.

La Bienal se inauguró este jueves y permanecerá en exhibición hasta el 9 noviembre, con entrada libre.

El dibujante y su libreta

Hugo Crosthwaite es un dibujante que, nacido en Tijuana, tiene algún tiempo radicando en Estados Unidos.

Se admite como un caminante de las ciudades y en mochila siempre lleva una libreta de dibujo donde realiza bocetos de lo que ve en su caminar.

A la premiación de la Bienal llegó con su sexta libreta en uso, pero cuenta con otras diez en su haber.

"El dibujo es la base de todo. Uno no puede escribir un libro si no conoces las letras", expone el creador.

Tijuana radiant shine No. 1 es una serie de estampas sobre la ciudad fronteriza mexicana donde juega con el desorden en el que ha crecido la ciudad, los estereotipos que tienen los visitantes extranjeros sobre ella y el orden que pretende establecerse desde sus habitantes.

Sobre su proceso creativo, reconoció que es trabajar al capturar la imagen y crear una narrativa.

"Uno parte de la nada, de la hoja en blanco, dónde vas creando la figura, su narrativa, pero además vas pensando en la imagen que estás creando. Siempre cargo con una libreta", expuso.

Crear ciudades

La pieza de Antonio Monroy se proyecta en la pared gracias al juego de luces led, que iluminan una maqueta que asemejan edificios de la ciudad.

Sobre su proyecto Segundo paisaje de sombras. De la serie en construcción, refiere la relación que existe con el uso de los espacios públicos en el transcurso del tiempo.

"Me han afectado estos recorridos por la ciudad y ver los edificios invadido por graffitis, muchas veces son indescifrables, otras veces cuentan con una narrativa, por eso busqué hilar que más que por una catástrofe es la energía humana la que transforma el espacio".

La Bienal Femsa contó con el apoyo de Conarte, en el marco del Polo Cultural, y de la Alianza Francesa Monterrey.