Aumenta diabetes en el mundo

Según la Asociación Americana de Diabetes cada tres segundos muere una persona por este padecimiento y hay 175 millones alrededor del mundo que la tiene sin saberlo. 
Puebas de glucosa en la sangre.
En el congreso realizado en San Francisco, California, se presentaron nuevos tratamientos contra la diabetes. (Cuartoscuro-Archivo)

San Francisco

La cifra de pacientes con diabetes alcanzará los 592 millones en 2035, según la Asociación Americana de Diabetes.

Lo anterior se dio a conocer durante la sesión científica de este organismo donde 74 expertos lanzaron una alerta internacional por los casos de diabetes y dieron a conocer que cada tres segundos muere una persona por causa de esta enfermedad y que actualmente hay 382 millones de personas que lo padecen y 175 millones que la tienen sin conocimiento de ello.

En esta reunión, donde también participaron 14 mil médicos e investigadores de más de 11 países, se presentaron dos estudios que confirmaron un incremento acelerado de niños que están desarrollando diabetes tipo dos debido a la ingesta de bebidas azucaradas.

Se comparó el cerebro de un niño que ingiere este tipo de bebidas azucaradas con la de un adulto y se comprobó que en los menores hay una respuesta de incremento de niveles de glucosa considerados normales con respecto a un adulto en el corto tiempo, por lo que se deben de replantear muchas políticas de publicidad de este tipo de bebidas que están ocasionando niños enfermos.

La investigación mencionada está avalada por la Universidad de Yale, encargada de llevar a cabo en estudio sobre las diferencias de respuesta de los niveles de glucosa entre niños y adultos, informó Ania Jastreboff, profesora asistente de medicina pediátrica de dicha academia.

La ingesta de este tipo de bebidas azucaradas, dijo, provoca obesidad y cuando se presenta antes de los seis años  es factible que las células adiposas se incrementen y estas células comiencen a actuar de manera disfuncional causando aumentó de peso, resistencia a la insulina, diabetes que será casi imposible de controlar por los altos niveles de azúcar en la sangre. 

México forma parte de los países con niveles preocupantes debido a que cuenta con por lo menos 10 millones de diabéticos, de los cuales 50 por ciento no lo sabe, y mueren más de 65 mil personas cada año. 

Se destina a gastos por tratamiento más de 42 mil millones de pesos en atender la diabetes y sus complicaciones, lo que corresponde a 1.3 por ciento del Producto Interno Bruto y 13 por ciento del gasto público, y en el 2017 esa cantidad se duplicará a 84 mil millones de pesos, conforme al Atlas Mundial de la Diabetes.

 En este congreso comenzaron a presentarse terapias innovadoras como  insulina glargina, basal y lixisenatida,  que buscan en conjunto elevar la calidad de vida del paciente con diabetes. Nuevas líneas de investigación para buscar cada vez más y mejores alternativas para millones de personas 

La diabetes es una enfermedad crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia.

Una persona con diabetes no absorbe la glucosa adecuadamente, de modo que ésta queda circulando en la sangre (hiperglucemia) y daña los tejidos con el paso del tiempo. Este deterioro causa complicaciones para la salud que a largo plazo pueden ser mortales.

La diabetes es una de las principales causas de muerte, además de ser una causa común de discapacidad y de gastos excesivos para su prevención y control.

 En Mexico siete de cada 10 adultos presentan un exceso de peso corporal, y obesidad, uno de cada 10 mexicanos fallecen a causa de la diabetes y, lo más preocupante es que las nuevas generaciones no están exentas de estas amenazas considerando que uno de cada tres niños padece de sobrepeso u obesidad.

"México ocupa el segundo lugar en prevalencia de población adulta con obesidad entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE): una persona con sobrepeso gasta 25 por ciento más en servicios de salud, gana 18 por ciento menos que un individuo sano, y presenta mayor ausentismo laboral, lo cual representa un problema grave para la salud pública y para la economía nacional”, conforme al diagnóstico de la SSA.