La diabetes afecta cada vez más a los menores de edad

La federación internacional contra esa enfermedad afirma que los niños y adolescentes se integran a las cifras de discapacidad y riesgo.
Los especialistas estiman que 175 millones de personas tienen ese mal y no lo saben.
Los especialistas estiman que 175 millones de personas tienen ese mal y no lo saben. (Especial)

México

Un grupo de investigadores estadunidenses alertó en la 74 Sesión Científica de la Asociación Americana de Diabetes (ADA) sobre la importancia de modificar las estrategias de atención de la diabetes ante la evidencia de que los pacientes están muriendo 20 años antes.

“Los plazos se cumplieron y ya hay personas que están muriendo 20 años antes y son ahora los padres los encargados de enterrar o bien de empujar la silla de ruedas de sus hijos que sufren secuelas como amputaciones, ceguera, disfunción renal, eventos cerebrovasculares y afectaciones cardiacas”, indicó Juan Rosas Guzmán, ex presidente de la Asociación Latinoamericana de la Diabetes.

El sexto informe del Atlas Mundial de la Diabetes, elaborado por la Federación Internacional de Diabetes (FID), reportó que aunque ya se había advertido desde hace 14 años sobre el continuo crecimiento de la enfermedad, en esta ocasión el “mensaje es amargo”.

A pesar de la gran variedad de herramientas para hacer frente a la epidemia, como son los tratamientos farmacológicos, es urgente que se  implementen estrategias radicales porque “se está perdiendo la batalla” frente a la diabetes y ahora son los niños y adolescentes los que se integran a las cifras de discapacidad y riesgo de perder la vida en corto plazo.

Lo datos de la FID indican que 382 millones de personas en el mundo (8.3 por ciento)tienen diabetes y el número se incrementará a 592 millones en menos de 25 años.

Además establece que 175 millones de personas carecen de diagnóstico y desarrollarán complicaciones. Del total de afectados, 80 por ciento vive en países de ingresos medios y bajos, convirtiéndose  en una de las principales amenazas para el desarrollo.

México, en alerta roja

En la 74 Sesión Científica de ADA, que congrega a 18 mil participantes de 110 países, Juan Rosas declaró que ese futuro “oscuro y devastador” ya llegó al país debido a los graves problemas de obesidad que enfrenta México, que obligan a establecer medidas extremas.

Una de ellas es hacer obligatoria las pruebas de glucosa cada seis meses a partir de los 18 años y, en caso de menores con obesidad, desde los seis años para mantener en condiciones óptimas los niveles de hipoglucemia causante de accidentes viales por fatiga y cansancio, muertes prematuras y comas.

“No hay estadística de niños con diabetes; sin embargo, los casos de diabetes tipo 2 están superando la prevalencia de diabetes tipo 1; desde 2004 se lanzó la alerta de que cada día había más casos de niños diabéticos, enfermedad que no era común y hoy tenemos en los hospitales ya pacientes de 18 y 25 años que están declarados diabéticos”.

Rosas Guzmán, médico endocrinólogo, explicó que 50 por ciento de los enfermos ignora que tiene la enfermedad, se sabe que la expectativa de vida se ha reducido entre 15 y 20 años. “Nos alarma decir que el cáncer reduce diez años la expectativa de vida, pero en los diabéticos es hasta 20 años, con cargas económicas desastrosas.