El caimán caminará el Día de la Danza

El proyecto Luis Villanueva se llevará al festival de huapango de Tampico.
Ensayo de Danza Participativa, ayer.
Ensayo de Danza Participativa, ayer. (Jesús Jiménez)

Tampico

Un caimán acumulado de vidas, movimientos, sensaciones, percepciones, sonidos en diferentes tonos y sonrisas, caminará en la plaza peatonal de Tampico.

El proyecto de Luis Villanueva inició hace poco más de un año con la conformación de un grupo de danza que diseñó la parte escénica con movimientos sincronizados que poco a poco iban tomando forma, y que, durante los meses, como si fuera un huevo, fueron dado forma al reptil icónico del festival de huapango de Tampico.

Es un hecho que este caimán podría caminar hasta ese su festival, porque a ese grupo de 23 bailarines que se han convertido en experimentados, en miembros de la clase de Villanueva, se sumaron casi 50 personas, la mayoría sin nociones, niños y adultos mayores, a lo que llaman Danza Participativa.

"Ayer (lunes) que llegué ya tenían la práctica con un músico, ya tenían una inercia, a veces cuando son profesionales dos sesiones no es suficiente, y aquí estamos súper tranquilos" comenta mientras poco a poco van llegando a la sala de ensayo de ex edificio del IRBA, luego pasarán a un cuarto de la Casa de la Cultura.

Explica que el proyecto ha tenido varias etapas desde su concepción, primero la parte académica y la formación del grupo, y todos ellos son la base, los monitores que se han ido nutriendo con el paso, ahora con voluntarios, gente que se entera que pueden ser familiares de ellos o que solo llegan a bailar.

"Cuando llegan los amateurs los monitores ya saben cómo jalarlos y guiarlos es como si me hubiera partido en 20 personas" Mañana, Día Internacional de la Danza se presentará por primera vez el resultado del taller con la conformación del caimán y una serie de escenas.

"Mañana con lo que se integren se presentará parte del producto, de la intervención, y quizás el 30 se vuelve a presentar y como el motivo va enfocado loa caimanes y el huapango podría presentarse en el Festival Caimán del Carpintero" adelanta el director de danza acerca de la posibilidad de que esta puesta se escenifique en la segunda edición del festival de huapango.

"El proyecto se llama Danza Participativa, hemos destacado la rítmica y una de las piezas, que nos genere ese pulso para mantener la danza, una pieza que se llama la iguana" explica sobre la música a base de sonidos que irán generando los danzantes, "adoptamos al son" expone el maestro miembro del grupo de Alicia Sánchez y compañía el teatro del movimiento.

"Son dos partes específicamente, la construcción de un caimán, esperamos que lo podamos visualizar así porque no hay vista aérea, al congregarse todas las personas construyen el cuerpo.

Todo tarde cerca de 10 minutos en lo que se construye camina, y hace gestos como morder, rodar, estar al acecho, y hay un segundo momento cuando empieza la fi esta se disuelve y se tiene una frase base que bailarán los puros integrantes, con la oportunidad de integrar al gente que observa, dejar eso y volver a formar al caimán".

En total, hasta este martes eran 72 personas integradas al taller, pero podrían incorporarse más previo a la presentación y durante hoy en Plaza de Armas.

Se le pregunta sobre un nombre menos oficial que Danza Participativa y responde "Estuve apuntando lo que habíamos descifrado y es 'el movimiento es de todos' como 'la tierra es de quien la trabaja', aquí no hay quien es más o menos, traigo mi propuesta siempre, pero la herramienta que más me ha funcionado es escuchar, saber por dónde quieren ir y me subo a su barco"

Este caimán es un mensaje bastante social, participativo, de una sociedad que lo necesita, pienso.