• Regístrate
Estás leyendo: Día de Muertos: vive el espíritu de una tradición
Comparte esta noticia

Día de Muertos: vive el espíritu de una tradición

Mayas, purépechas, nahuas, chilangos… cada comunidad tiene su forma de recibir a los difuntos; algunos sacan y limpian sus huesos, otros ven en la mariposa Monarca un mensaje del más allá.
Publicidad
Publicidad

La Noche de Muertos o de Todos los Santos —declarada por la Unesco en 2003 Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por ser una de las expresiones culturales más antiguas y de mayor fuerza en el país— es la ceremonia más importante en diversas entidades, en especial en los pueblos originarios, donde los festejos rebasan los límites de la imaginación.

El cementerio de Pomuch, localizado al norte de Campeche, es un sitio especial: ahí la muerte es celebrada de un modo diferente. Al pasar el arco de acceso al camposanto se pueden observar personas haciendo la “limpia de huesos”, tradición que, aunque no ha definido su origen, tiene referencias de la cultura maya.

“Esa cultura no le tenía miedo a la muerte, convivía con ella. En Pomuch, luego de cuatro años del fallecimiento de una persona, se da el permiso para exhumar el cuerpo”, explica en entrevista con MILENIO Erik Mendicuti, consultor turístico de Campeche.

Detalla que cuando una persona muere su cuerpo debe ser enterrado, cuatro años más tarde se exhuma y los huesos se colocan en una caja de madera cubierta con un manto blanco para ir sacando uno a uno: “Se limpian con una brocha y se regresan a la caja. Si hay cabello se colocan encima. Finalmente se ponen en nichos abiertos.

“Es una tradición, no un acto bárbaro como muchos piensan. Una semana antes del Día de Muertos los pobladores van al cementerio y comienzan la limpia para que, cuando lleguen las ánimas, sus seres queridos tengan nuevas vestimentas; así les demuestran que no los olvidan pues, si no se limpian los huesos, los espíritus entran en furia y rondarán por las calles, dice la creencia”, agrega Mendicuti.

DONDE EL ALMA VUELA

Para la región purépecha —conformada por las localidades de la cuenca hidrológica de Pátzcuaro—, la ceremonia comienza el 29 de julio, cuando se planta el cempasúchil, flor que se asocia a lo sagrado y la vida, la cual dispondrá un ambiente limpio para el encuentro con el ánima y lo sagrado.

Ziracuaretiro, Tzintzuntzan, Quiroga y Pátzcuaro son algunas de las localidades de Michoacán en las que la ceremonia-ritual celebra la vida continuada, es decir, el día en el que coinciden y se encuentran los de este mundo con los del otro (31 de octubre, 1 y 2 de noviembre).

“Otra de las interpretaciones del Día de Muertos tiene que ver con la mariposa Monarca, pues se dice que esa noche las ánimas regresan en forma de mariposa para visitar a sus familiares, ya que en noviembre los insectos emigran de Canadá a los bosques michoacanos. Es una bonita coincidencia”, comenta Elvira Contreras, enlace de Comunicación Social de la Secretaría de Turismo de Michoacán.

CELEBRACIÓN EN LA HUASTECA

Los pueblos indígenas de la Huasteca Potosina comparten la tradición ancestral del Día de Muertos, la celebración más importante para las comunidades náhuatl y teenek, entre otras.

San Luis Potosí se caracteriza por los bailes de las comparsas, una fiesta en las calles con tintes carnavalescos, con máscaras de diversos personajes, como el diablo o la muerte que persiguen a los demás: una representación inolvidable.

Mucha gente se da cita en Ahuacatitla, comunidad de Axtla de Terrezas, para ver el altar dedicado al botánico Beto Ramón. En su casa, donde también está su tumba, dan consultas de medicina tradicional. "Se volvió muy famoso porque la gente le tenía mucha fe: curaba desde una migraña hasta cáncer", explica Rosa María Gutiérrez Salgado, directora de Departamento de Desarrollo de Producto Turístico de San Luis Potosí.

El Día de Muertos es una celebración de suma importancia, un evento que del 31 de octubre al 2 de noviembre festeja la trascendencia. Cada comunidad tiene su peculiar forma de recibir a los familiares que vuelven cada año, pero la presencia de altares con comida, agua, flores, imágenes… siempre coincidirá en cada cultura o espacio del país.

CLAVES

TIJUANA
Hasta el 4 de noviembre se espera que 165 mil tijuanenses visiten a sus seres queridos en 13 camposantos municipales.

ACAPULCO
En el puerto de Guerrero arrancó el operativo especial de Día de Muertos, pues se esperan 200 mil visitantes por ser puente vacacional.

MÉRIDA
Para la fiesta popular conocida como Paseo de las Ánimas, que se lleva a cabo en 13 calles, se instalaron más de 400 altares.

SUPERÁVIT
El Día de Muertos dejará en el país ventas por 17 mil millones de pesos, aseguró la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.